Marcelo Gallardo prepara el equipo de River de cara a la seguidilla de encuentros (Foto: Reuters)
Marcelo Gallardo prepara el equipo de River de cara a la seguidilla de encuentros (Foto: Reuters)

Marcelo Gallardo está sentado en su oficina del RiverCamp, el predio del club en Ezeiza. Desde allí, mientras los jugadores se entrenan a las órdenes de Matías Biscay y Hernán Buján, sus ayudantes de campo, el técnico observa de reojo los movimientos de sus dirigidos y otea el horizonte de River. En una libreta tiene detallado el cronograma de partidos de su equipo durante agosto y en su cabeza ya está claro el modo en el que gestionará los esfuerzos de sus futbolistas. Se tomará quince minutos para realizar más anotaciones y luego bajará la escalera que lo conduce a la cancha principal para ordenar trabajos tácticos de defensa y ataque.

Un segmento de cinco encuentros muy importantes tendrá River desde el sábado, cuando visitará a Racing por la tercera fecha de la Superliga, y el domingo 1 de septiembre, cuando recibirá a Boca por el quinto capítulo del campeonato local. Para el "Muñeco", esos cinco partidos son como una suerte de objetivo aparte en sí mismo. Los técnicos suelen dividir los semestres en tramos y el que se viene asoma como uno de los centrales para su equipo en 2019: afrontará los cuartos de final de la Copa Libertadores frente a Cerro Porteño y también tres choques vitales por la Superliga: ante Racing, Talleres de Córdoba y Boca, los dos últimos en condición de local.

Para jugar el próximo sábado ante Racing, a las 20 en Avellaneda, y frente a Cerro Porteño, el jueves 22 en el Monumental a las 19.15, Gallardo planea utilizar a los mismos protagonistas: equipo titular. Los cuatro días de descanso que tendrá el plantel entre el choque en el Cilindro y el de ida ante el conjunto paraguayo le darán la posibilidad de repetir la formación y eso es lo que en principio hará el técnico, más allá de que entre un partido y otro no hay que descartar la chance de que haga uno o dos retoques, alguna variante mínima.

En principio, la base para ambos partidos está compuesta por: Franco Armani, Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Milton Casco, Enzo Pérez, Ignacio Fernández, Exequiel Palacios, Jorge Carrascal y Matías Suárez. Nueve nombres poco menos que confirmados.

Javier Pinola aún no recibió el alta médica y está en duda para el próximo encuentro ante Racing por la Superliga Argentina (REUTERS/Agustin Marcarian)
Javier Pinola aún no recibió el alta médica y está en duda para el próximo encuentro ante Racing por la Superliga Argentina (REUTERS/Agustin Marcarian)

En la semana, Gallardo decidirá si Javier Pinola y Lucas Pratto regresan ante Racing o en el primero de los dos choques frente a Cerro Porteño. Pinola se recupera de una lesión muscular en el isquiotibial de la pierna derecha y aún no recibió el alta médica, mientras que Pratto realiza desde la semana pasada junto al chileno Paulo Díaz una puesta a punto especial debido a que durante la pretemporada solo realizó trabajos de rehabilitación por una fisura de sacro por estrés.

En el caso de que Pinola no esté disponible para el sábado y de que el técnico decida prescindir de Pratto para jugar en Avellaneda, en la zaga central volverá a jugar el paraguayo Robert Rojas y en el ataque, Rafael Borré. Gallardo lo definirá entre el jueves y el viernes, al igual que la situación de Scocco: si vuelve a ponerlo en Reserva -como ante Lanús- para que siga sumando minutos, o si directamente lo tiene en cuenta para ir al banco de suplentes del equipo de Primera División. Scocco (hoy se cumple un año de la última vez que jugó un partido completo, 0-0 ante Huracán) se ilusiona con ser titular ante Boca y trabaja para eso tras superar -al parecer- la sucesión de lesiones en el gemelo derecho. Los minutos que tenga antes de ese choque y sus rendimientos determinarán si es posible que cumpla su deseo.

El tiempo de dosificar energías será el domingo 25 ante Talleres, a las 17.45 en el Monumental. Ese partido se jugará apenas tres días después del choque de ida ante Cerro Porteño y Gallardo pondrá una formación alternativa para que los titulares descansen a la espera de la revancha del jueves 29 en La Olla, el estadio de Cerro, desde las 18.15 de Asunción, las 19.15 de Buenos Aires. Es posible que frente al conjunto cordobés debute Paulo Díaz, a quien Gallardo imagina en principio como marcador central, más allá de que sabe que puede jugar en los cuatro puestos de la defensa y hasta como mediocampista central.

Si el técnico opta por una formación compuesta por totalidad de suplentes, River podría formar así ante Talleres: Germán Lux; Elías López, Rojas, Paulo Díaz, Fabricio Angileri; Bruno Zuculini, Leonardo Ponzio o Benjamín Rollheiser; Nicolás De La Cruz, Cristian Ferreira; Scocco o Julián Alvarez y Borré.

River enfrentará a Cerro Porteño por los cuartos de final de la Copa Libertadores
River enfrentará a Cerro Porteño por los cuartos de final de la Copa Libertadores

El desquite en Paraguay será obviamente con la formación de gala y la gran incógnita tiene que ver con el Superclásico del 1 de septiembre ante Boca, en el Monumental. El equipo afrontará ese juego con apenas dos días de descanso tras jugar la revancha ante Cerro Porteño, por lo que parece difícil que Gallardo pueda repetir la formación. En principio, el "Muñeco" se va haciendo la idea de que irremediablemente deberá hacer algunos cambios para enfrentar a Boca. El técnico ya dijo que le hubiera gustado afrontar el Superclásico en "igualdad de condiciones" con Boca, pero la realidad es que el conjunto dirigido por Gustavo Alfaro tendrá 24 horas más de descanso porque la revancha ante Liga de Quito será el miércoles 28, en la Bombonera. Si River también jugaba el miércoles el desquite copero, Gallardo podía pensar en utilizar a los titulares, pero ese día menos de descanso lo obligará a preservar algunos nombres ante la necesidad de tener un equipo fresco físicamente.

Por otro lado, Gallardo sabe que el partido de octavos de final de la Copa Argentina ante Godoy Cruz, posiblemente en el estadio Ciudad de La Plata, se jugará no antes de la primera semana de septiembre. Y tiene en claro, también, que se avecina una exigencia importante pero placentera para su equipo. Después de todo, las paradas complicadas son las que el "Muñeco" más dice disfrutar y eso es lo que en breve le espera a River.

SEGUÍ LEYENDO: