El partido entre Newell's y Villa Mitre de Bahía Blanca por los 32avos de final de la Copa Argentina debió suspenderse sobre el final debido a los graves incidentes que protagonizó la parcialidad del conjunto rosarino en una de las cabeceras del estadio de Unión de Santa Fe.

El árbitro Lucas Novelli dispuso el final del encuentro cuando iban 45 minutos del segundo tiempo debido a que no estaban dadas las condiciones de seguridad para continuar con las acciones. Así, el equipo bahiense, que ganaba por 2-1, dio el batacazo y logró la clasificación a la próxima ronda del certamen.

El partido se suspendió por incidentes a los 45 minutos del segundo tiempo (Foto Baires)
El partido se suspendió por incidentes a los 45 minutos del segundo tiempo (Foto Baires)

La hostilidad de los hinchas de "La Lepra" se advirtió desde el comienzo del partido. El conjunto que dirige Héctor Bidoglio venía de tres derrotas consecutivas en la Superliga (ante River, Talleres de Córdoba y Gimnasia de La Plata), lo que lo llevó a estar en una situación comprometida con el promedio en la tabla del descenso.

Durante el primer tiempo se escucharon cánticos amenazantes hacia los futbolistas del elenco rosarino. "Jugadores, jugadores, no se los decimos más, si nos ganan los de Mitre, los mandamos al hospital", sonó desde una de las cabeceras del estadio 15 de abril.

Luego, se pudo ver como algunos comenzaron a romper una parte del alambrado. Con la derrota casi consolidada, la situación se agravó. Los hinchas, enardecidos, intentaron entrar al campo de juego. La policía buscó disuadirlos tirando agua hacia el grupo más exaltado, pero los ánimos no se calmaron. Por el contrario, la violencia iba en aumento.

La parcialidad de Newell's respondió arrojando objetos contundentes hacia el campo de juego. Hasta las mochilas de los baños cayeron sobre el césped. Las imágenes de la televisión mostraron a varios efectivos de las fuerzas de seguridad heridos, con sangre en el rostro.

La policía tiró también gases lacrimógenos, que alcanzaron a todos los presentes en el estadio. Los hinchas de Villa Mitre no pudieron festejar la histórica victoria de su equipo y, además, fueron víctimas de los violentos que, en la salida, les arrojaron piedras desde afuera.

Uno de los policías heridos por los objetos arrojados desde la tribuna de Newell’s (Foto Baires)
Uno de los policías heridos por los objetos arrojados desde la tribuna de Newell’s (Foto Baires)

Todas estas situaciones llevaron al árbitro Novelli a dar por terminado el encuentro y sellar el triunfo del equipo que milita en el Federal A y que en la próxima ronda se medirá ante San Martín de San Juan, que viene de eliminar a Villa Dálmine.

SEGUÍ LEYENDO: