Claudio Tapia tomó la palabra e hizo un análisis sobre los entrenadores que pasaron por la Selección bajo su tutela. El presidente de la AFA recordó que hubo consenso total cuando fue a buscar a Jorge Sampaoli pero realizó una crítica tras su trabajo en la Copa del Mundo.

"No hay que caerle a nadie, hicimos cosas que quizás fueron muy apuradas. Él no tuvo el tiempo necesario de plasmar una idea. Necesitábamos ir con un sistema de juego consolidado y no fue así", fue la primera observación de Chiqui en diálogo con Fox Sports.

Y prosiguió: "Hubiera sido otra Argentina si llegábamos con una idea de juego y sistema. En el Mundial hicimos tres planteos tácticos diferentes en cinco partidos (aclaración: fueron 4). Sorprendió sin dudas, porque vos podés tener alguna variante pero no modificar tanto en una competencia en la que perdés y quedás eliminado".

En tanto, dejó entrever que nunca se metió en las decisiones de Sampaoli: "Tengo un concepto formado de que los técnicos son los que citan a sus jugadores. Te piden a quiénes tenés que traer. Los planteos los conforman ellos; el día que el dirigente le dice al técnico lo que tiene que hacer, se pierde la autoridad moral".

Tapia le dio total respaldo a Lionel Scaloni de cara a la Copa América en Brasil y dejó una frase para remarcar: "Hay que hacer un buen torneo sin la obligación de decir 'somos Argentina' y tenemos que ser campeones".

Además, admitió haber tenido contactos con Mauricio Pochettino pero negó haberle ofrecido el cargo a otro entrenador, incluso cuando lo consultaron por Marcelo Gallardo.

"Uno no deja de reconocer las condiciones que tiene, se ve todos los fines de semana. ¿Si no lo llamé por haber criticado a la AFA? Él fue crítico en un momento en el que todos criticaron a la AFA por diferentes cosas. Cuando uno habla, siempre busca sacar algo, protegerse o sacar algún rédito. Y él, en una defensa que ejerció sobre River, utilizó palabras que quizás no sentía", subrayó el mandatario del ente nacional sobre el Muñeco.

Y concluyó: "Nosotros tomamos la decisión (de no llamar a Gallardo) por las versiones que él había manifestado y cercanos dejarlo así y continuar con Scaloni, no por descarte, sino porque en esas tres fechas FIFA vi cosas positivas que hacía mucho que no veía".

SEGUÍ LEYENDO