No fueron pocos los futbolistas de River que se platinaron el cabello después de haberle ganado la final de la Copa Libertadores a Boca. De hecho Bruno Zuculini, uno de los dos futbolistas que atendieron a la prensa en Punta del Este, lució su nuevo look. El otro que habló fue Javier Pinola, que exhibió su impronta.

El calvo defensor millonario se tiñó su barba después de haber sido desafiado por sus compañeros Lucas Martínez Quarta y Gonzalo Montiel. Tenía pensado afeitarse, pero aceptó el reto y cumplió: "La cara arde muchísimo con la tintura, pero en un par de días se va rebajando y queda negra otra vez".

Al margen de la moda y las promesas, Pinola hizo un análisis del inolvidable encuentro que se llevó a cabo en el estadio Santiago Bernabéu: "Jamás pensamos que la cosa estaba fea fea pese a ir perdiendo". E hizo autocrítica: "Quizás (en el gol de Boca) tendría que haber seguido corriendo y no jugármela tirándome al piso".

Pinola realiza la pretemporada en Uruguay junto al plantel (Foto: River Plate)
Pinola realiza la pretemporada en Uruguay junto al plantel (Foto: River Plate)

El dulce sabor del éxito todavía perdura en su boca, al punto tal que confesó: "Cuando miro que repiten el partido en televisión o dan algún especial, me quedo colgado a verlo porque es algo muy lindo. Ahí es cuando uno va cayendo más porque no te das cuenta".

Y en diálogo con ESPN, contó una situación personal: "El otro día mi señora se enojó conmigo porque ella estaba acomodando algunas cosas, estaban pasando el partido y yo me puse a verlo. 'Dejá de ver ese partido', me dijo. Es que entré de nuevo en ese ambiente, te olvidás de todo y no entendés más nada".

SEGUÍ LEYENDO