Diego Armando Maradona volvió a hacer su show en el encuentro de Dorados de Sinaloa ante Atlético San Luis por la primera final del Ascenso MX.

Minutos antes del juego que se disputó en el estadio Banorte de Culiacán, el astro argentino realizó su clásico baile, que ya se tornó en una cábala para cada encuentro.

De muy buen ánimo y saludando a todos los particulares que se cruzaba, Maradona ingresó a un vestuario local que lució especialmente decorado para la ocasión.

Los futbolistas se sorprendieron y muchos tomaron sus celulares para retratar un momento histórico para el equipo de Sinaloa.

Maradona fue protagonista de principio a fin en el último encuentro que se disputó en Culiacán. El argentino vivió con pasión cada minuto del duelo hasta que terminó expulsado por protestar fervientemente contra el entrenador rival y el árbitro asistente.

Finalmente, el colegiado le mostró la roja también por ingresar al campo y salir de la zona permitida para los entrenadores. Con todos esos condimentos, el "Diez" se fue aplaudido como si fuera una estrella de rock.

SEGUÍ LEYENDO: