El destino no colaboró para que el entusiasmo general se encienda con la Selección. En medio de las expectativas que genera la Superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca, el combinado liderado por Lionel Scaloni se presentó en Córdoba para medir sus fuerzas ante México, un equipo que está a la espera de la llegada de Gerardo Martino para que pueda reconstruir las bases del fútbol azteca.

Con un gran marco de público, debido a las desesperadas ofertas relacionadas al 2×1 que se tuvo que implementar para que los simpatizantes accedan a comprar los boletos del espectáculo desarrollado en el Mario Alberto Kempes, el conjunto nacional volvió a tener una muestra interesante gracias a las intervenciones de figuras de la talla de Paulo Dybala, Lo Celso o Lautaro Martínez.

Sin embargo, las falencias defensivas locales le permitió al elenco de Ricardo Ferretti amenazar a Agustín Marchesín con dos apariciones punzantes. A través de un centro de Fabián y un cabezazo de Giménez, el ex arquero de Lanús tuvo que volar para evitar lo que hubiera sido el sorpresivo gol visitante. Una situación similar a la que sucedió después de una dudosa salida de Funes Mori, que le permitió al delantero del Wolverhampton exigir al hombre del América en un mano a mano que volvió a ganar el de San Cayetano.

La respuesta llegó en los pies de Lautaro Martínez, quien desarticuló a la última línea mexicana cuando se asoció con Dybala. Las proyecciones de Marcos Acuña por izquierda fueron otros argumentos para acercarse a la zona de Ochoa.

La tranquilidad llegó en la última escena del primer capítulo. Un preciso centro frontal de la estrella de la Juventus encontró a Ramiro Funes Mori, para que el ex River de gran presente en el Villarreal imponga el 1 a 0 mediante la vía aérea. Fue una conquista que sirvió mucho en el aspecto anímico en un equipo que no lograba articular su mejor versión.

Ramiro Funes Mori festeja el gol con el que Argentina abrió el marcador en Córdoba (Mario Sar)
Ramiro Funes Mori festeja el gol con el que Argentina abrió el marcador en Córdoba (Mario Sar)

Para el complemento el DT que aspira a dirigir la Copa América reemplazó a Ángel Correa por Rodrigo De Paul. Con unos objetivos más técnicos que físicos, Scaloni buscó mayor peso en la ofensiva.

Así, el virtuoso atacante del Udinese conformó una triangulación notable con Renzo Sarabia para que Brizuela concrete contra su propia valla el 2 a 0 definitivo. La combinación made in Racing completó el triunfo que dejó conforme al entrenador.

Además, también hubo tiempo para Maxi Meza, Icardi, Lamela, Vázquez y Giménez sumen minutos con la camiseta albiceleste. Probablemente el próximo martes, algunos nombres se modifiquen en la revancha que se llevará a cabo en Mendoza.

Formaciones:

Argentina: Agustín Marchesín; Renzo Saravia, Juan Foyth, Ramiro Funes Mori, Nicolás Tagliafico; Ángel Correa, Giovani Lo Celso, Leandro Paredes, Marcos Acuña; Paulo Dybala y Lautaro Martínez. DT: Lionel Scaloni.

México: Guillermo Ochoa; Miguel Layún, Edson Álvarez, Néstor Araujo, Jesús Gallardo; Diego Reyes, Víctor Guzmán, Érick Gutiérrez; Javier Aquino, Marco Fabián y Raúl Jiménez. DT: Ricardo Ferretti.

Estadio: Mario Alberto Kempes (Córdoba)
Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay)
Hora: 21.00
Televisación: TyC Sports

Seguí leyendo