Luego de la derrota ante River, Boca avanzó por Marcos Díaz en un marco de optimismo para que el arquero deje Huracán y se convierta en el esperado refuerzo del club de la ribera. Después de la lesión de Esteban Andrada que lo dejará fuera de las canchas durante los próximos dos meses, el Xeneize le hizo saber a la comisión directiva de Parque Patricios que está dispuesto a abonar 1.800.000 dólares por su transferencia.

Más allá de que queda pendiente una reunión entre los presidentes Daniel Angelici y Alejandro Nadur en las próximas horas, Boca desembolsará un dinero que considera accesible. Si acuerdan la forma de pago, el Globo ve con buenos ojos desprenderse de su referente porque en diciembre el arquero queda con el pase en su poder y no le ingresaría dinero al club.

Por su parte, el futbolista ya tiene un acuerdo por su contrato personal y, si se llega a un entendimiento entre las partes, firmará un vínculo por tres años.

El único inconveniente que analiza Angelici es que al regreso de Andrada tendrá en el plantel a tres arqueros con contratos elevados. Por lo tanto, lo más probable es que una vez que se reintegre el ex Lanús, Agustín Rossi forme parte de una transferencia para darle salida al ex Chacarita que no cumplió con el nivel requerido.

Mientras tanto, Barros Schelotto analiza la posibilidad de hacer debutar a Manuel Roffo en el próximo compromiso frente a Colón de Santa Fe. Como el chico de 18 años no forma parte de la lista de buena fe de la Copa Libertadores, el técnico busca evitar sorpresas de cara a la revancha de los cuartos de final ante Cruzeiro, dado que una lesión de Rossi (o Bustillos) frente al Sabalero obligaría al Xeneize a viajar a Brasil con un solo arquero, un riesgo enorme si se tiene en cuenta la importancia del choque.

Los del Mellizo recibirán al elenco santafesino el próximo domingo a las 20 en el Alberto J. Armando y cuatro días más tarde buscarán sellar la clasificación a las semifinales del torneo más codiciado del continente frente al Cruzeiro en Belo Horizonte. La necesidad del objetivo obliga a Guillermo a tomar riesgos impensados.

Seguí leyendo