La derrota de Boca ante River dejó una herida notoria en el mundo xeneize. Una vez más, el Superclásico se vistió con los colores de la Banda y puso en duda el liderazgo de Guillermo Barros Schelotto al frente de un plantel cargado de figuras.

"Fue un partido lindo para ver, disfruté de las atajadas de Armani y de los dos golazos", sorprendió en declaraciones públicas Óscar Córdoba, el ex arquero colombiano que se vistió de héroe en la época dorada de Carlos Bianchi. "Lo recomendé para Boca pero no lo tuvieron en cuenta. Tiene atajadas para sacarse el sombrero", continuó el cafetero.

En diálogo con Radio y Punto el hombre que conquistó 6 títulos en el club de la ribera (entre ellos 2 Libertadores y una Copa Intercontinental) aprovechó para criticar los planteos del actual entrenador del equipo boquense: "No todos los técnicos tienen la capacidad de manejar los egos de los jugadores. A veces no es sólo tener a los mejores, sino saberlos utilizar". La referencia hacia la pelea que se observó entre Mauro Zárate y Cardona alimenta la crisis que se vive en el vestuario.

Con el objetivo continental como máxima expresión de los hinchas del Xeneize, Córdoba concluyó con un pensamiento que menosprecia el posible Tricampeonato que se podría adjudicar el Mellizo: "Si Boca gana la Superliga y no la Libertadores, sería sólo un premio consuelo".

Seguí leyendo