Para algunos podría tratarse de traidores. Otros los consideran profesionales con falta de códigos. Son jugadores que decidieron cambiar de vereda para darle otro rumbo a su carrera.

A lo largo de la historia se registran 93 casos de futbolistas que optaron por jugar el Superclásico desde los dos frentes. Ya sea por motivos económicos, objetivos deportivos o deseos personales, la lista de los protagonistas que fueron Millonarios y Xeneizes está cerca de llegar a los 100. Habrá que esperar el paso del tiempo para llegar al centenario.

La nómina de los 93:

Gabriel Batistuta,Juan José López, Claudio Caniggia, Oscar Ruggeri, Ricardo Gareca, Hugo Orlando Gatti, José Manuel Moreno, Julio Olarticoechea, Carlos Morete, Ernesto Mastrángelo, Gabriel Amato, Abel Balbo, Juan Barberis, Eduardo Bargas, Carlos Barisio, Sergio Berti, Camilo Bonelli, Claudio Cabrera, Julio Cáceres, Fernando Cáceres, Eugenio Cacopardo, Zoilo Canaveri, Gabriel Cedrés, Jorge Higuaín, Ramón Centurión, Aníbal Cibeyra, Victorio Cocco, Pablo Comelles, Hugo Coscia, Rubén Da Silva, Alberto De Zorzi, Roque Ditro, Jorge Diz, Alfredo Elli, Pablo Erbín, Casildo Fallati, Jorge Fernández, Ramón Ferreiro, Luciano Figueroa, Anempodisto García, Demóstenes Gaete, Rubén Galletti, Fernando Gamboa, Antonio Ganduglia, Alfredo Garasini, Rubén Gómez, Rafael Hernández, Néstor Isella, Ramón Lamique, Agustín Lanata, Miguel Loayza, Francisco Lombardo, Carlos López, José Luna, Jonathan Maidana, Alfredo Martín, Joaquín Martínez, Jorge Martínez, José Melgar, Jesús Méndez, Pedro Moltedo, Juan José Negri, Vicente Oñate, Alberto Penney, Osvaldo Pérez, Dante Pertini, Juan José Pizzutti, Sebastián Rambert, Carlos Randazzo, Gerardo Reinoso, Jorge Rinaldi, Miguel Rodríguez, Alfredo Rojas, Iseo Rosello, Francisco Sá, Carlos Salinas, Juan Amador Sánchez, Daniel Silguero, Luis Solanas, Cataldo Spitale, Ricardo Stagi, Francisco Taggino, Fabio Talarico, Carlos Tapia, Alberto Tarantini, Julio Toresani, Oscar Trossero, Juan Vairo, José Villarreal, Nélson Vivas, Marcos Zarich y Ricardo Zatelli.

Seguí leyendo