Tiene 19 años, pero sobresale a primera vista; lo mismo debe ocurrir en Bengolea, el pueblo cordobés de 1250 habitantes en el que nació. Sucedió en el debut de Argentina en el torneo de L'Alcúdia: irrumpió con sus 190 centímetros y a los pocos minutos convirtió el tercer tanto en el 4-0 de los dirigidos por Lionel Scaloni contra Venezuela. Y en la victoria 2-0 ante el seleccionado de Murcia, el gigante se apuntó con dos gritos en un tiempo, totalizando tres en apenas 65 minutos.

Adolfo Gaich es una de las sorpresas del conjunto albiceleste que lidera el Grupo A del tradicional torneo que se disputa en el municipio de Valencia, de 11.000 habitantes. El delantero se despachó con interesantes movimientos a pesar de su físico corpulento y con máxima efectividad.

Frente a Murcia, definió de cabeza un centro preciso de Álvaro Barreal, aprovechando su contextura física, para firmar el 1-0. Y luego apareció a pura potencia para tocar al gol otra cesión de Barreal, luego de un estiletazo sutil de Gonzalo Maroni para clarificar la jugada.

Tras cuatro años en las Inferiores (arribó a Boedo en 2014), el delantero ya forma parte del plantel profesional del Ciclón que comanda un ex atacante, Claudio Biaggio: firmó contrato con el club hasta mediados de 2021. Fue el goleador de San Lorenzo en la última campaña en el torneo de Reserva, con 9 conquistas. El conjunto azulgrana terminó segundo, con 51 unidades, a una del campeón Talleres.

Ex Atenas y Atlético Pascanas de su Córdoba natal, el Tanque, tal su apodo, no integró el cuerpo de sparrings en Rusia 2018, pero de todos modos fue citado por Scaloni en la preselección de cara a L'Alcudia. Y terminó ganando protagonismo.

"Mi fuerte no es el juego aéreo, a pesar de la altura. Y no me considero lento. Me gusta retroceder a tomar contacto con la pelota", se autodefinió hace poco más de un mes, en el programa radial La Cicloneta.

"Me gusta mucho Lewandowski, me identifico con él", resaltó, en relación a Rober, el delantero polaco del Bayern Múnich, de porte parecido. Un "gigante" consagrado que guía sus ilusiones, mientras sorprende gratamente con goles con la camiseta de la Selección a pura prepotencia.

SEGUÍ LEYENDO: