La mala actuación de Jorge Baliño en el partido que River empató 2-2 con Godoy Cruz parece haber sido la gota que rebalsó el vaso en un arbitraje argentino que ya venía muy cuestionado desde hace algunas fechas. En ese marco, Horacio Elizondo, director nacional de Arbitraje, expresó su preocupación, fue muy crítico del accionar de los jueces y adelantó que podría haber cambios en las formas de designación.

"Estamos altamente preocupados por el rendimiento que tuvimos este fin de semana. Hemos cometido muchos errores en varios partidos, tanto el viernes, como el sábado y el domingo. Esta fecha fue un llamado de atención. Tenemos que redoblar el trabajo y ser claros. No podemos tener un margen de error tan amplio", dijo Elizondo en diálogo con el canal TyC Sports.

En esa línea, agregó: "El árbitro va pensando 'Me equivoqué en este partido, tengo revancha el fin de semana que viene'. Pero tenemos que aprender a mirar que el error, junto al de otros compañeros, en la sumatoria da un índice de eficacia muy bajo".

Horacio Elizondo, director nacional de Arbitraje (Foto: Télam)
Horacio Elizondo, director nacional de Arbitraje (Foto: Télam)

Para Elizondo, esta fecha del fútbol argentino "fue crítica" y adelantó que está "evaluando qué hacer" el próximo fin de semana. Incluso, no descartó cambiar en el futuro el sistema de designación: dejar de lado el sorteo calificado para pasar a una elección directa.

Tras los errores de Baliño, los hinchas de River explotaron y cantaron en contra del presidente Mauricio Macri. Algo similar había ocurrido dos semanas atrás con las fallas de Silvio Trucco en el duelo entre San Lorenzo y Boca. Respecto del mal clima y las suspicacias que generan los desempeños arbitrales, Elizondo señaló: "El máximo responsable soy yo. Ni la AFA, ni el Gobierno nacional o quién sea. El que puso en el sorteo calificado a esos árbitros calificados soy yo. Creí que podían estar a la altura y las cosas no salieron como esperaba".

"Yo no me junto en la quinta de Macri a ver a qué árbitro podemos poner o sacar. Esta fue una fecha con un rendimiento muy flojo, como hace mucho tiempo no se veía y me hago cargo. Soy responsable y pido disculpas a quienes se vieron afectados. pero que no piensen que hay algo más allá: una mano, una voz o una imposición", recalcó.

También deslizó que las declaraciones de los protagonistas en contra de los árbitros son parte de un "juego estratégico desde un punto de vista político de la institución que llega incluso hasta la política nacional".

Marcelo Gallardo se quedó del arbitraje de Jorge Baliño (Télam)
Marcelo Gallardo se quedó del arbitraje de Jorge Baliño (Télam)

"Los árbitros no tenemos que entrar por ese lugar. Los árbitros indudablemente leen y escuchan, pero tienen que abstenerse de todo eso y tratar de hacer lo mejor que pueden", añadió.

Sobre los casos puntuales de Baliño y Trucco, indicó: "Antes de esos partidos venían con altos rendimientos y con buen nivel de eficacia. En estos partidos se encontraron con un índice de dificultad importante. El tema es que hay un margen de tolerancia cero hacia el arbitraje, se cuestiona hasta un lateral mal hecho. Después están las declaraciones de los protagonistas y periodistas. Si nos dejamos guiar por la cámara es muy fácil: hay que evaluar posiciones, planos visuales, niveles de concentración y ángulos".

De cara a la final de la Supercopa Argentina en la que se enfrentarán River y Boca (el 14 de marzo, en Mendoza), Elizondo reveló qué tiene tres posibles candidatos para dirigirlo, aunque planteó que primero se pondrán de acuerdo con los presidentes Rodolfo D'Onofrio y Daniel Angelici, como así también con Claudio "Chiqui" Tapia, para anunciar al elegido. Opinó, además, que la implementación del VAR en ese duelo implicaría "correr riesgos".

"Si el VAR funciona bien en el Mundial de Rusia, podemos comenzar a pensarlo como algo a tener en cuenta en la Superliga", finalizó.

LEA MÁS: