(Getty Images)
(Getty Images)

Ramón "Wanchope" Ábila, Julio Buffarini, Emmanuel Mas y el regreso del ídolo, Carlos Tevez, Boca ya cuenta con cuatro refuerzos para cimentar la ilusión de un 2018 de éxitos para sus hinchas. Sin embargo, en el mapa del plantel diseñado por Guillermo Barros Schelotto faltan un marcador central y un volante creativo. Y en la zaga hay un nombre por el que el "Xeneize" ya está negociando: Gustavo Gómez. Claro, el Milan, dueño de su ficha, pretende recuperar parte de lo que invirtió para adquirirlo y lo tasó en ocho millones de dólares. Y, entre las variantes para hacerse de los servicios del paraguayo, de 24 años, está la opción de incluir en la operación a una de las mayores promesas del club, por el que el conjunto italiano ya había mostrado interés: Gonzalo Maroni.

Foto: Alejandro Santa Cruz/Télam/CF
Foto: Alejandro Santa Cruz/Télam/CF

El juvenil cordobés, que Boca le compró a Instituto de Córdoba, ya tuvo un par de incursiones atractivas en Primera, con tres partidos y un gol, frente a Arsenal. Sus cualidades ya lo catapultaron a ser parte del grupo que se prepara para defender la camiseta de Argentina en el Sudamericano Sub 20 de 2019. Pero en el nutrido plantel del líder de la Superliga no le sobran oportunidades. Daniel Angelici, presidente de Boca, negoció desde un principio con el Milan la búsqueda de un préstamo, haciéndose cargo del salario europeo de Gómez, para lograr contratarlo. Sin embargo, el "Rossonero", de aceptar una cesión, desea que la opción de compra, cumplido el plazo del préstamo, se transforme en una "obligación". Y allí, la erogación millonaria sería inevitable.

Foto: Alejandro Santa Cruz/Télam/CF
Foto: Alejandro Santa Cruz/Télam/CF

Por eso apareció la alternativa de incluir a Maroni, un juvenil, en la operación, algo que Boca ya hizo en su momento con Guido Vadalá, cuando repatrió a Tevez desde Juventus. El delantero fue a la "Vecchia Signora" a préstamo, dentro del paquete de compra del "Apache". Cuando era entrenador de Lanús, Guillermo Barros Schelotto pidió por Gustavo Gómez, quien se potenció bajo su tutela y terminó siendo adquirido por Milan. Hoy el "Mellizo" volvió a solicitarlo. Y está dispuesto a sacrificar a una de las joyas del plantel, al que supo promover en Boca, para reforzar la zaga.

LEA MÁS: