La carrera de un jugador extraordinario como Fernando Gago quedó empañada por sus constantes lesiones. Esa mala suerte que lo persigue tuvo un nuevo capítulo en el partido entre Argentina y Perú por las Eliminatorias Sudamericanas.

Pintita ingresó por Éver Banega a los 14 minutos del complemento. Apenas tres minutos después dio un pase en mitad de cancha y, sin que un rival tenga contacto con él, cayó al piso muy dolorido.

Rápidamente, el futbolista de 31 años se levantó, miró al banco de suplentes y pidió el cambio. Si bien intentó continuar, el dolor le ganó e hizo gestos de sentir una rotura en su rodilla.

"Me rompí el cruzado", fue la frase que le escucharon en el campo de juego según la transmisión televisiva. La dolencia está situada en la rodilla derecha.

Un rato más tarde, la cuenta oficial de la selección argentina confirmó el grave panorama: "Fernando Gago sufrió la ruptura del ligamento cruzado anterior y ligamento lateral interno de su rodilla derecha".

En el 2015, Gago había sufrido por primera vez la rotura del tendón de Aquiles en el Superclásico contra River. Menos de un año más tarde, el volante sufrió la misma lesión también en un compromiso contra el Millonario 

LEA MÁS: