Oliver Jeffers e Isol, en un encuentro pleno de fantasías, viajes y trazos

El cierre del Filbita tuvo en los dos grandes ilustradores uno de sus momentos más brillantes, en el que no solo dialogaron sobre el oficio, sino también invitaron al público a dibujar y escapar con la imaginación

Oliver Jeffers e Isol
Oliver Jeffers e Isol

Con 20 títulos traducidos a más de 30 lenguas, el escritor australiano de ascendencia irlandesa Oliver Jeffers es un referente del campo de los libros ilustrados para chicos y adolescentes y hoy participó de una “entrevista dibujada” con la escritora e ilustradora argentina Isol, en la que jugaron y conversaron sobre sus formas de trabajo, sus hábitos durante la pandemia y sus obras.

En una reunión virtual de casi una hora, los dos ilustradores y escritores, desde continentes distantes, fueron contando sus preferencias a la hora de encarar sus ilustraciones, en la que fue la actividad de cierre de la edición 10ª del Filbita.

Al presentarlos, la directora del Festival Larisa Chausovsky aseguró que este encuentro a la distancia era “un sueño hecho realidad”, y resaltó que la actividad en la que los artistas dibujaron ventana a ventana concretaba “la posibilidad de recrear el mundo a la distancia, con dibujos y con historias a un lado y otro del océano, pero juntos”.

En ese espacio virtual que permiten la conectividad y las herramientas de dibujo virtuales, Isol y Jeffers se abocaron a contar una historia. Jeffers, desde la Belfast de sus padres vestía ropa abrigada y una gorra azul de lana tipo marinero -porque el invierno está llegando a Irlanda- e Isol con sus amplios anteojos y pelo castaño desde Argentina, intercambiaron relatos y pequeñas historias que al mismo tiempo tradujeron en dibujos.

Oliver Jeffers
Oliver Jeffers

Un martillo, una bombilla de luz, una niña con sendos cabellos y peinados altos, al viento, pelo de color violeta, azul o naranja, elefantes, cerdos que vuelan, un señor que toma café, pájaros como palomas e incluso un hornero en la cabeza de un Oliver dibujado, fueron algunos de los personajes que revelaron detalles de ambos artistas.

Al comenzar la entrevista, contaron que la última vez que se vieron fue en México, donde disfrutaron haciendo un dibujo grande en un papel, por lo que Jeffers convocó e invitó a Isol a retomar la tarea.

La autora de Secreto de familia propuso: “Vamos a dibujar en el mismo espacio, en la tierra virtual, con los lápices para dibujar virtuales”, e inmediatamente él se dibujó con un gorro de lana, como un marinero, mientras relataba que estaba en Belfast junto con su familia pasando el tiempo de la cuarentena.

Isol, mientras se dibujaba, aclaraba que es bajita y que se trataba de su primera experiencia con ese sistema digital con el que el autor de El corazón y la botella ya estaba muy familiarizado.

Entres personajes, Jeffers representó un globo terráqueo y delineó los continentes. El artista explicó que dibuja muchos mapas y señaló con una flecha a Belfast, e Isol hizo lo propio con una flecha naranja en Argentina, para distinguirse del color rosado que viene de Irlanda.

Isol Misenta (Florencia Downes)
Isol Misenta (Florencia Downes)

El autor de Atrapados contó que nunca vino a Argentina, que le gustaría visitarla cuando se pueda volver a viajar, mientras Isol lo convocaba dibujando y presentando “ballenas, pingüinos, todas las cosas que te gustan” y que se pueden encontrar en nuestro país.

La pantalla se iba poblando de esta manera de un viaje imaginario, en el que un avión salía de Belfast en dirección a América del Sur y sobre el que Isol aclaró: "Venir a Argentina no es como ir a Japón, serán unas 14 horas de viaje'', lo que Jeffers calculó como el mismo tiempo que lleva el viaje de Belfast a Japón.

Frente a una Isol que confesó que no le gusta viajar mucho en avión y por eso nunca fue a Japón porque se marea, Jeffers propuso viajar en cohete, “es más rápido y te lleva a todas partes”. El dibujo de un cohete ilustró sus palabras.

La ilustradora le marcó al ganador del premio Mejor Libro Ilustrado del New York Times que el dibujo que hizo sobre sí mismo no tiene manos y cuenta que los brazos es lo último que ella suele dibujar; en cambio el artista dijo que es lo primero que hace, pero que depende de lo que esté haciendo el personaje, ya que explicó que si está haciendo o señalando algo, es lo primero que dibuja.

Al mismo tiempo que dibujaban iban contando una historia, reflexionaban la forma en que dibujan, cómo construyen sus personajes y sus características. Para ella por ejemplo, el cabello es un personaje de por sí, que tal vez por ser bajita, le da protagonismo al pelo y los peinados.

Aquí nos vemos. Notas para vivir en el planeta tierra. Escrito e ilustrado por Oliver Jeffers. Traducido por Susana Figueroa León. México: FCE, 2018.
Aquí nos vemos. Notas para vivir en el planeta tierra. Escrito e ilustrado por Oliver Jeffers. Traducido por Susana Figueroa León. México: FCE, 2018.

En un nuevo dibujo un ovni con un marciano “victoriano” que viene a la tierra para conocer a Shakespeare muy elegantemente vestido aunque equivocado con la fecha, aparecía tan elegante como como el señor que tomaba café en un dibujo anterior (sombrero naranja, pelo rosado enrulado en crespones a cada lado de su cabeza y una hermosa flor en su ojal, además de los fantásticos pantalones naranjas). “Es el marciano mejor vestido de la tierra”, contaba Jeffers como parte del juego.

En la interacción le dibujaron pelo al cerdo que corre y al elefante de Isol, pero también nubes y un rayo, y así la intensidad de la historia fue creciendo. El cerdo se transformó en superhéroe que se dispuso a salvar al elefante, y la situación se resolvió.

Jeffers contó que viajaba por todo el mundo hasta que comenzó la pandemia y que estaba en Japón y tuvo que volver a Irlanda muy rápido. A su regreso se compró una guitarra “para intentar recordar como tocarla”.

Por su lado, Isol dijo que intentó aprender y componer canciones, mientras dibujaba un “pájaro extraño con cuerpo de guitarra” y el ilustrador se dibujaba cantando “música clásica argentina”, relató.

De la serie "Petit" de Isol
De la serie "Petit" de Isol

“No compongo canciones, toco las que conozco, canciones irlandesas, pero en este caso toco una hermosa canción argentina que nunca escuché, porque de eso se trata el arte, puedo cantar lo que quiera”, contó Jeffers.

En el último dibujo dedicado a los niños de Filbita, cada uno dibujó uno de sus personajes para que cualquier niño pueda colorearlos: él dibujó a un niño con un pingüino, como el de su último libro Perdido y encontrado, que está flotando en un paraguas. El niño con un gorro de lana como el de él, porque es friolento también, tiene una pequeña maleta en su mano.

Por su parte, la autora de El menino dibujó a su personaje Petit con una pequeña corona, sentada “sobre un patito gordito, porque es muy fácil balancearse sobre él”.

“Me gusta transformar a mis personajes en reyes y reinas. Mis personajes pequeños son de la realeza”, dijo la autora de más de veinte títulos publicados y traducidos a ocho idiomas. Y reflexionó: "La amistad entre personajes con alas y sin alas. Me gusta dibujar esta amistad entre los animales y los niños''.

“Estuve un año viajando lejos de mi estudio, así que tenía que dibujar con lo que tenía. Dibujar con estas herramientas es genial”, concluyó Jeffers cuya obra está atravesada por la curiosidad y el humor.

SIGA LEYENDO

Marjorie Pourchet: “La ilustración es una manera de crear poesía”

Paloma Valdivia: “Un buen dibujo es una entrada infalible a cualquier tema”