Una propuesta para enfrentar la crisis ambiental a través del arte

El Museo Moderno presenta “¡Basta!”, un proyecto que través de la mirada de artistas como Nicolás García Uriburu, Virginia Buitrón y Carlos Ginzburg, entre otros, llama a reflexionar sobre los “niveles de polución, devastación y catástrofe” en el planeta

Nicolás García Uriburu, Basta de contaminar, Riachuelo, 1999. Fotografía de la acción de denuncia en el Riachuelo, que incluyó un telón de 5 x 10 mts y la coloración de las aguas realizada en colaboración con Greenpeace (Cortesía Azul García Uriburu)
Nicolás García Uriburu, Basta de contaminar, Riachuelo, 1999. Fotografía de la acción de denuncia en el Riachuelo, que incluyó un telón de 5 x 10 mts y la coloración de las aguas realizada en colaboración con Greenpeace (Cortesía Azul García Uriburu)

El Museo Moderno de Buenos Aires lanza ¡Basta! El arte frente a la crisis ambiental, en el que propone la mirada de diferentes artistas sobre la crisis ambiental que atraviesa el planeta.

Así, a través de la mirada de la obra en material audiovisual de Nicolás García Uriburu, Virginia Buitrón, Carlos Ginzburg, Laura Glusman, Matías Duville y Florencia Levy se llama a reflexionar sobre los niveles de “niveles de polución, devastación y catástrofe”.

“Durante el año en curso, la pandemia tocó las puertas de todas las casas del mundo y los múltiples focos de incendio en nuestro país, por ejemplo, se han aferrado a la tierra mientras la consumen y avanzan amenazadoramente sobre ella sin darnos pistas de hasta cuándo o hasta dónde seguirán. Este llamado de atención, a su vez, fue desenmascarando el rol indiscutible de la actividad humana como responsable de tal depredación. Ya no podemos recurrir más a la excusa del desconocimiento ni a la despreocupación”, explican el texto curatorial de esta exhibición online.

Nicolás García Uriburu en la voz de Graciela Borges

En el caso de García Uriburu, la actriz Graciela Borges presenta una selección de textos manuscritos por quien fuera su amigo para acercar el pensamiento que guió las acciones, las imágenes y las luchas del artista argentino. Fuertemente marcado por la necesidad de dar visibilidad a la problemática ambiental de las aguas y de los bosques con obras como la coloración del Gran Canal de Venecia en 1968, García Uriburu se convirtió en uno de los primeros artistas latinoamericanos en inaugurar y profundizar el vínculo entre arte y ecología.

Con este proyecto, el espacio cultural porteño busca dar visibilidad a un grupo de artistas argentinos e internacionales que, o bien revelan y señalan a través de sus obras las tramas histórico-sociales que explican la emergencia, o bien proponen micro-políticas estéticas para colaborar en el redireccionamiento de las políticas ambientales.

Más información

SEGUÍ LEYENDO

Sara Hebe y Maximiliano Mamaní, en un diálogo sobre “arte, luchas y territorios”

Arte, moda e identidad, según Leo Chiachio y Daniel Giannone






MAS NOTICIAS