Con la magistral prosa con la que nos tiene acostumbrados, Rolón sumerge al lector en un laberinto de intrigas y misterios. Esta vez su pesonaje, el famoso psicoanalista Pablo Roviout, investiga el suicidio de un amigo, ya que sospecha que hay algo detrás de la tragedia. Así, con gran erudición, se enfrentará a un complot mucho más cercano de lo que esperaba y con un enemigo tan complejo e inteligente como él.

La voz ausente es uno de esos libros que engancha desde la primera página y que se torna imposible dejar de leer. Una novela atrapante, divertida, entretenida y fácil de leer en vacaciones. A disfrutar.

SIGA LEYENDO