"Yo soy santo", la primera mega muestra sobre la obra de Alfredo Londaibere

“Yo soy santo”, la primera exposición que recorre gran parte de la carrera de artista argentino Alfredo Londaibere (1955-2017), a través de cien obras de esta figura fundamental de los años 90 -cuando la escena artística giraba alrededor del Centro Cultural Ricardo Rojas- abrió sus puertas en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

“Londaibere terminó haciendo de la pintura una religión personal y una procesión diaria”, explicó la curadora de la muestra, Jimena Ferreiro durante un recorrido por el segundo subsuelo del museo, en un derrotero que busca retratar la historia de su devenir religioso a través de las imágenes que produjo en su camino.

En su obra confluyó el arte clásico europeo, el cristianismo primitivo, la pintura colonial barroca, las creencias paganas, católicas y de origen africano, los modernismos centrales y los periféricos, la vanguardia, la artesanía y el consumo popular, señaló Ferreiro.

"Cruz del sur" o "Estrella del Sur", 1995 óleo sobre madera y borde de alpaca, 30 x 37 x 6,5 cm. (Facundo de Zuviría)

La muestra comprende desde sus primeros dibujos a lápiz de tono surreal, de los años 70 hasta sus últimas pinturas y collages realizados a partir de 2013, donde confluyen flores de colores estridentes, como ramos, que dan cuenta de un modo de hacer meditativo y centrado en el goce estético.

No faltan en este poderoso itinerario sus obras de los años 90, cuando integró el grupo luego conocido como “Artistas del Rojas”, lugar emblema del under cuya galería de arte abrió sus puertas un 13 de julio de 1989 con una instalación de Liliana Maresca y una performance de Batato Barea.

Sus obras de aquella década reflejan una serie dedicada a la recuperación de técnicas “menores” y al rescate de materiales populares con la intención de restituirles su supuestamente perdida sacralidad.

"Flashback De Chirico", 1989 Acrílico y collage sobre papel, 65 x 100 cm. Acervo Alfredo Londaibere (Gonzalo Maggi)

Allí aparecen también sus trabajos assemblages producidos con latas aplastadas, donde la belleza se ve afectada por efecto del descarte. “Exvotos, íconos sincréticos y una mezcla de brillo opaco y deforme, como la banda de alpaca que cubre sus pinturas, como los altares populares y las baratijas del barrio de Once se entremezclan en sus creaciones”, dijo la curadora.

La muestra se concentra en aquellas obras más vinculadas a la espiritualidad del muy prolífico Londaibere, para quien la pintura representó una herramienta para alcanzar un estado espiritual, cada vez más explícito con el paso del tiempo en sus temas, sus procedimientos y su visión del mundo.

“Me gustaría que mi trabajo pueda ser mostrado, contemplado y gozado”, solía decir el artista, que expuso sus primeros trabajos en bares y discotecas como Cemento y Bolivia.

Londaibere exhibió en 1991 en una de las muestras colectivas más recordadas del Rojas, Dibujar con tijeras, junto a artistas como Batato Barea, Oscar Bony, Feliciano Centurión, Roberto Jacoby, Alejandro Kuropatwa, Omar Schiliro y otros.

En 1991 participó de la primera edición de la Beca Kuitca y en 1995 fue becado por la Fundación Antorchas para asistir al taller de Barracas, bajo la dirección de Luis Fernando Benedit y Pablo Suárez. Además, fue docente en el área de artes plásticas del Centro Cultural Ricardo Rojas durante 30 años y hasta 2017, año de su muerte.

Sin título, 1988 Acrílico, collage y grafito sobre papel, 65 x 200 cm. Acervo Alfredo Londaibere. (Gonzalo Maggi)
Sin título, 1988 Acrílico, collage y grafito sobre papel, 65 x 200 cm. Acervo Alfredo Londaibere. (Gonzalo Maggi)

En coincidencia con la exposición en el museo, el Rojas estrenará el cortometraje Londaibere, con el que la UBA homenajea al reconocido artista que fue parte del centro cultural por más de 30 años. Será el martes 1 de octubre a las 18.30 en Avenida Corrientes 2038, con entrada gratuita.

*La muestra Yo soy santo se puede visitar en el museo de avenida San Juan 350, San Telmo, los días lunes, miércoles, jueves y viernes de 11 a 19 y los sábados, domingos y feriados de 11 a 20 (martes cerrado).

Fuente: Télam

SEGUÍ LEYENDO