En acción. Juan D´Arienzo al frente de su orquesta.
En acción. Juan D´Arienzo al frente de su orquesta.

Fue violinista, compositor y director de orquesta. Su impronta marcó el antes y después del ritmo que aún se baila en las milonga del mundo. Tenía 35 años cuando irrumpió en la escena tanguera para poner su bisagra, en 1936. Del otro lado, considerando los estilos, estaba Julio De Caro, un año menor que él, y la estrella más aclamada desde 1924.

Hasta que D'Arienzo llegó a Radio El Mundo de la mano de Pablo Osvaldo.  Antes, en 1919, había pisado por primera vez un escenario, pero no fue hasta el '36 que pudo, por fin, registrar su impronta y futuro legado. Su carrera prometedora lo hizo llegar al teatro donde acompañó, con D'Agostino al piano, a la actriz Evita Franco que interpretó como nadie tangos como Loca, Entrá nomás o Pobre milonga, entre otros.

Para 1935, año clave en su historia, incorpora a su orquesta a Rodolfo Biagi, un pianista que había tocado con Pacho, quien a su vez había acompañado a Gardel en algunas grabaciones. Así, esta incorporación significó el cambio de compás de la orquesta de D'Arienzo: pasó del 4 x 8 al viejo 2 x 4.

Ese fue el cambio que introdujo: "retornó al dos por cuatro, al compás rápido y juguetón de los tangos primitivos", cuenta el historiador José Gobello.

Tres tangos interpretados por la orquesta de D´Arienzo

La cumparsita es una de las obras más reconocidas a nivel mundial es la melodía creada y escrita, según se cree, entre los últimos resabios de 1915 y las primeras luces de 1916 por el músico uruguayo Gerardo Matos Rodríguez y tiempo después recibe arreglos musicales de Roberto Firpo, quien la hizo públicamente por primera vez cuando la interpretó junto a su orquesta. La letra popular le pertenece a Pascual Contursi.

"La cumparsita" por la Orquesta de Juan D´Arienzo

Fue interpretada por Carlos Gardel​ y también llegó a las orquestas más reconocidas, desde la dirigida por Juan D'Arienzo​ hasta Osvaldo Pugliese.

Otra de las reconocidas interpretaciones es el tango Loca (1922), una composición que introduce a los españoles en el género. La música le pertenece al catalán Manuel Jovés y la letra al madrileño Antonio Viergol, un periodista que trabajando en Buenos Aires se dejó seducir por el 2×4.

Fue grabado por Carlos Gardel con acompañamiento de guitarras para el sello Odeón en el mismo año y más tarde lo hizo Chola Luna con acompañamiento de orquesta y también fue cantado por Eva Franco en el sainete El tango de la muerte, estrenado el 5 de agosto de 1922.

"Loca" interpretado por la Orquesta de Juan Darienzo

El tercer tango propuesto para deleitarse con la dirección de "El Rey del compás" es El choclo cuya melodía fue compuesta probablemente en 1989 y pertenece a la "Guardia Vieja".

Su autoría se le atribuye al violinista Casimiro Alcorta, un músico de raza negra que murió en la más profunda pobreza que no llegó a ver los resultados de su creación y hoy apenas se lo conoce.

El Choclo fue estrenado el 3 de noviembre de 1903 por la orquesta de José Luis Roncallo de quien se dice que copió a mano la partitura mientras comía en El Americano, un restorán porteño. "Para evitar conflictos con el dueño del local en una época en la que el tango era asociado a las clases marginales, Roncallo presentó la obra como una 'danza criolla'".

"El Choclo", por la orquesta de Juan D'Arienzo (1937)

"Volver al dos por cuatro primitivo significa, sin embargo, borrar a Canaro, borrar a Cobián, borrar a De Caro, borrar a todos los tanguistas del cuarenta. ¿Vale la pena?", se pregunta Gobello.

En sus últimos años, D'Arienzo pasó al estilo campero.

Fue uno de los músicos más queridos. "El público disfrutaba cuando lo veía gesticular frente a los músicos y los cantores; lo veía con simpatía, había algo de nostalgia y algo de burla. Por supuesto, el compás de la orquesta se llevaba tras de si los pies de los bailarines. Y los pies de los bailarines siguen yéndose con el compás cuando suenan los discos de D'Arienzo, y su figura continua suscitando una gran simpatía. Se la merece por lo que hizo por el tango al promediar la década de 1930", termina Gobello.

D'Arienzo nació el 12 de diciembre de 1900, en el barrio porteño de Balvanera, y murió en Buenos Aires a los 76 años. Estuvo al frente de su orquesta hasta un año antes de dejar este mundo.

 

Seguí leyendo: