El decreto 1687 con fecha 23 de mayo publicado por el gobierno de San Luis en el Boletín Oficial da cuenta de dos designaciones: la primera del hijo de Leopoldo Moreau que lleva su mismo nombre, Leopoldo Raúl Moreau, y la otra la de Juan Carlos Arias.

Ambos ya presetan servicios para la provincia a pesar de que figuran en el Banco Central de la República Argentina como deudores incobrables, en el primer caso con 257 cheques rechazados por no tener fondos y con una quiebra decretada en marzo de este año por la jueza María Virginia Villarroel del juzgado en Primera Instancia en lo Comercial.

Arias es un empresario miembro de distintas entidades y Moreau hijo fue empleado en el Senado bonaerense entre el 2012 y el 2016 además de titular de una empresa agropecuaria. Después de dejar el Senado fue que, según una investigación del canal TN, denunciaron una supuesta estafa contra compañeros de su club de rugby.

Moreau pasaría a cumplir funciones en la Casa de San Luis mientras el gobernador firmante del decreto, Alberto Rodríguez Saá, se acerca a Cristina Kirchner (dicen que querría ser su compañero de fórmula para 2019) en cuyo entorno cobró peso en los últimos dos años Leopoldo Moreau padre, diputado nacional por Unidad Ciudadana.