Se acerca una nueva campaña de trigo, y las perspectivas son “muy buenas”, de acuerdo a lo expresado por productores y analistas
Se acerca una nueva campaña de trigo, y las perspectivas son “muy buenas”, de acuerdo a lo expresado por productores y analistas

La próxima campaña de trigo comenzará en el mes de mayo con muy buen escenario de precio a futuro, ya que la posición marzo de 2019 en las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires ronda los USD 190 la tonelada, sin embargo en la actualidad la sequía sigue golpeando duro y se espera que llueva durante abril para recargar los perfiles de humedad en los suelos que serán requeridos para avanzar con la siembra de los granos finos.

Allí, David Hughes, presidente de la Asociación Argentina del Trigo (Argentrigo), reconoció que "el tema climático es complicado" hoy en la Pampa Húmeda, y comentó que "fuera de ello, todo pinta como para tener un muy buen año para el trigo: el precio viene bien, la cadena comercial está aceitada, y esperamos una muy buena campaña fina" más allá de la seca que hoy golpea al área Pampeana, al sur de Santa Fe y Córdoba.

Hughes reconoció que el área “necesita un buen nivel de agua en el período marzo-mayo para arrancar en junio con la siembra de trigo y cebada: creo que es lo que va a pasar”

La falta de lluvias tuvo su impacto en las compras de productos fitosanitarios, por caso insecticidas, realizados por la producción primaria en la Pampa Húmeda durante toda la cosecha gruesa. Según Enrique Baya Casal, de la firma Baya Casal Insumos, "la seca redujo las ventas en un 5 al 6%, de acuerdo a lo que indican las entidades del sector, ya que por caso con la sequía se utilizó menos herbicida e insecticida, ya que con las altas temperaturas se produjeron pocos ataques" contra los cultivos tales como soja y maíz.

Hay espacio en Argentina para hacer los dos cultivos, “fundamentalmente en el oeste bonaerense y en Córdoba, aunque aún faltan dos meses para encarar la siembra triguera”
Hay espacio en Argentina para hacer los dos cultivos, “fundamentalmente en el oeste bonaerense y en Córdoba, aunque aún faltan dos meses para encarar la siembra triguera”

Respecto al escenario que ofrece la próxima cosecha fija, el referente de la distribuidora de forrajes, comentó que "con un trigo, que propone un precio a futuro de USD 190, y una cebada de entre USD 185 a USD 190 por tonelada, hay mucha intención de siembra para la campaña fina de invierno".

Buenas expectativas

“Por ello para la próxima campaña las expectativas son buenas: la sequía llevó a que los márgenes en trigo, soja y maíz sean buenos a futuro: las expectativas en ventas son buenas y esperamos que llueva, debería hacerlo”, consignó Baya Casal en diálogo con Infobae

Desde la Asociación Argentina de Trigo, que reúne a toda la cadena de valor vinculada a la producción, comercialización y exportación de este cereal en el ámbito local, considera que con un buen nivel de lluvias durante el período de invierno se podrían implantar cerca de 6 millones de hectáreas, cifra que fue el promedio alcanzado en los últimos años.

“Esperamos un buen año para el trigo, el productor sabe usar el fertilizante (para mejorar la calidad del cultivo) y esperamos comenzar así con una nueva campaña de trigo”, reconoció Hughes

Por su parte, el analista granario Diego de la Puente también exhibió un buen pronóstico para las expectativas que ofrece la próxima campaña, con "un trigo muy cerquita de los USD 200 y una soja cerca de los USD 300, además el poroto se verá favorecido por la reducción en la retención, que será de aquí a mayo 2019 serán unos USD 20".

"Estados Unidos está con una incipiente sequía afectando mucho al trigo de invierno pero eventualmente podría afectar también a los cultivos de verano que comenzarían a implantarse en un mes: por ello hay que tratar de concentrarse en cerrar los valores de la campaña nueva. En el caso del trigo pasa lo mismo, aún tenemos tres meses para sembrar la fina, ya que se arranca en mayo y se termina en julio, y teniendo en cuenta que el año pasado se terminó de implantar en agosto. Si bien el perfil del suelo para la fina va a estar con poca humedad, si llueve 30, 40 o 50 milímetros, el productor triguero va a sembrar", comentó De la Puente.