¿Cómo se perjudican los menores cuando existe un conflicto legal entre padres?

A raíz de divorcio de la mediática pareja, ambos se han visto envueltos en una serie de enfrentamientos. Expertos consultados por Infobae informaron que esta situación pone en riesgo la tenencia de su menor hija.

Melissa Paredes acusó a su exesposo de afectar la "indemnidad sexual" de su hija, y terminó siendo denunciada por Rodrigo Cuba. (Foto: Composición)
Melissa Paredes acusó a su exesposo de afectar la "indemnidad sexual" de su hija, y terminó siendo denunciada por Rodrigo Cuba. (Foto: Composición)

Desde que se anunció su separación, Melissa Paredes y Rodrigo Cuba se han visto envueltos en problemas legales referentes a su matrimonio. Sin embargo, una reciente denuncia ha implicado a su menor hija en medio de estos conflictos. Este miércoles, el futbolista denunció penalmente a la actriz por extorsión y chantaje. Según el programa Magaly TV: La Firme, la exconductora de televisión llamó al futbolista y dijo que, de no conciliar con ella, lo denunciaría por haber violentado la indemnidad sexual de su menor hija. Esta ola continua de problemas entre ambos podrían afectar su situación legal como padres y perjudicar, principalmente, a la infante.

Este jueves por la noche se difundió en redes sociales la supuesta llamada de extorsión de Melissa Paredes contra el ‘Gato’ Cuba. Al respecto, la exministra de la Mujer, Ana Jara Velásquez, pidió a la Unidad de Protección Especial (UPE) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) intervenir en el caso de la hija de ambos personajes públicos. La experta en leyes señaló que estos constantes problemas perjudican el bienestar de la niña.

“Llamo a la Unidad de Protección Especial (UPE) del MIMP a intervenir en el caso de la hija de Melissa Paredes y Rodrigo Cuba. Enfrentamiento entre sus padres no asegura su desarrollo integral. La niña tiene derecho a crecer y a desarrollarse con salud y estabilidad emocional”, acotó Jara.

Infobae se comunicó con el abogado Roberto Ponce de León, quien explicó que situar a los menores en un hogar lleno de conflictos a causa de los constantes problemas entre padres de familia perjudican la situación legal de la familia, pues uno de los mayores riesgos es la separación de los hijos durante un proceso judicial.

“El principio del interés superior del niño permite tanto a jueces como a fiscales poder actuar en el mejor beneficio del menor y si quien imparte justicia estima que [un menor implicado] no puede estar con el papá porque supuestamente lo está tocando indebidamente y la madre está extorsionando al padre, pudiera, en una decisión bien fundamentada, emitir una resolución en la cual aparte el niño de ambos padres”, precisó.

De acuerdo al experto en leyes, es importante que los padres otorguen la protección necesaria para los hijos sin importar el estado del matrimonio. Enfatizó que la familia debe entender que quienes se separan durante un divorcio son ambos padres, los hijos no tienen por qué estar implicados en los problemas conyugales.

“Tenemos que tratar de ser más expeditos al momento de tratar temas de menores. Hay que brindarles la mejor protección, el mejor cuidado y seguir luchando porque nuestros niños crezcan sanos. Es importante que los padres puedan entender que quienes se divorcian son los padres, no se divorcian los hijos de los padres. Y ninguno de los dos progenitores tiene el derecho a manchar la reputación de los otros solamente por una revancha o por ganar alguna posición, digamos, de reputación”, advirtió.

Asimismo, el especialista explicó que, en caso de un divorcio, los padres deben fortalecer la relación con sus hijos y no lo contrario. “En el caso de la señora Melissa y el señor Rodrigo, lo mejor que se podría hacer es cultivar la relación de la niña con el padre y de la niña con la madre. Ambos progenitores deben hacer ver a la niña que tiene un padre ejemplar y el mejor padre del mundo, una madre ejemplar y la mejor madre del mundo. Eso debería ser el fondo de una relación que se resquebraja o se fractura”, mencionó.

CONFLICTOS CONTINUOS ENTRE PADRES AFECTAN PSICOLÓGICAMENTE A LOS HIJOS

La relación que tenemos con nuestros padres es una de las primeras relaciones sociales que experimentamos a lo largo de la vida. Por esta razón, la forma en que convivimos con ellos influenciará en gran medida en el desarrollo de nuestras emociones y percepciones. Este medio consultó con Claudia Tassara, psicóloga especialista en niños, quien informó de qué forma los conflictos entre padres pueden perjudicar a nivel de salud mental a los menores.

Especialistas indican que es necesario proteger a los niños de los conflictos de los padres. (Foto: Andina)
Especialistas indican que es necesario proteger a los niños de los conflictos de los padres. (Foto: Andina)

¿Presenciar conflictos constantes puede afectar la salud mental de los menores? La psicóloga Tassara indicó que los niños pueden experimentar una serie de trastornos si observan a sus padres en discusiones continuas. En el caso de infantes muy pequeños, resulta más difícil de identificar de qué forma están siendo afectados a nivel emocional.

“Pueden experimentar miedo, desmotivación, trastornos de ansiedad y hasta depresión. Cuando son pequeños, la depresión se asocia con irritabilidad. Son niños que tienen constantes cambios de conducta, se vuelven menos expresivos, comunican menos lo que sienten. Incluso, muchos niños pueden tener retrocesos de acciones que antes hacían. Por ejemplo, si antes dormían solos, ahora desean dormir nuevamente con papás”, explicó.

Por su parte, la especialista resaltó que es relevante evitar que los hijos presencien las discusiones de los padres, pues mencionó que, de ser expresiones negativas, estas pueden normalizarse y practicarse en un futuro.

“Si los niños ven este tipo de relación desde muy pequeños, los niños van a normalizar estas acciones y en un futuro es probable que, cuando tengan una relación de pareja, confíen menos en sus parejas. El niño va dándose cuenta que esta forma de relacionarse es normal y la puede repetir como patrón”, alertó.

La psicoterapeuta también recomendó a los padres coordinar estrategias que les permitan manejar adecuadamente los problemas que surjan entre ellos, de manera que puedan ser solucionados sin afectar a los hijos. Tassara recalcó que las familias deben evitar que los menores presencien situaciones conflictivas.

“Para evitar que nuestros hijos se conviertan en víctimas de estos conflictos es importante salvaguardar su bienestar emocional. Por ello, pueden hacer algunas cosas. Primero, determinar qué temas es mejor hablarlos sin los hijos delante para evitar estos conflictos. Segundo, evitar desautorizarse entre ellos. A veces el papá o la mamá se desautoriza frente a sus hijos, eso también crea un conflicto entre ellos. Si es que están empezando a discutir delante de los de los chicos, pues pararlo o este tratar de irse a otro lado para poder continuar después, pero tratemos de no hacerlo frente a nuestros hijos”, aseveró.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR