Recicla y vende latas para donar lo ganado a un hospital que atiende a pacientes con cáncer

Un historia de humanismo en Brasil. Su nombre es José Carlos y su última donación al lugar fueron 7.500 dólares gracias al desecho tóxico que botan los ciudadanos que le permite recolectar latas.

José Carlos, el brasileño que recicla latas para venderlas y donar lo ganado a un hospital. Composición Infobae.
José Carlos, el brasileño que recicla latas para venderlas y donar lo ganado a un hospital. Composición Infobae.

Historias conmovedores, en todo esfuerzo es válido sin importar el cómo para ayudar a los más necesitados. Eso es lo que ha demostrado José Carlos en Brasil. Él es un brasileño de 59 años que se dedica a ser vigilante y recolector de productos que puedes ser reciclables. Esto último le ha permitido tener una idea importante: vender latas de los reciclado para generar ingresos.

No solo eso, ya que este dinero también lo ha utilizado para ayudar a el Hospital del Amor, ubicado en Cabixi, en el interior de Rondônia. Según la web Razoes Para Acreditar, desde hace más de siete años José colabora con el Hospital de Amor, que atiende a pacientes con cáncer en el estado. Es en este momento donde el medio revela que el señor José ha donado más de R$ 140 mil (real brasileño), siendo la última donación de R$ 41,3 mil. Esto último equivale a más de 28 mil soles peruanos.

Según Leandro Alves, coordinador de recaudación de fondos del hospital, indicó que hasta el momento las fuentes de ingresos más importantes de la institución son las subastas de lo ganado y las donaciones de José. “En un simple gesto de recolección, se convierte en uno de los mayores recolectores y donantes del hospital del amor a través del reciclaje”, dijo en Razoes.

José Carlos junto a las latas que recolecta para venderlas y donarlo al hospital de la ciudad. Foto: Razoes.
José Carlos junto a las latas que recolecta para venderlas y donarlo al hospital de la ciudad. Foto: Razoes.

De acuerdo con el mencionado medio, la historia entre José y el hospital comienza en el año 2013, cuando él tuvo un problema de salud y necesitaba ir a un cardiólogo. Fue cuando conoció el hospital por recomendación de un profesional, lo que terminó por ser su rutina como trabajador y colaborador. A partir de entonces siguió con su labor, no sin antes en continuar con la recolección de latas para venderlos y donar lo recaudado al hospital.

“Y en el transcurso de estos paseos míos, sentí el deseo de ayudar al Hospital do Amor. Como no tenemos esas condiciones, que tal vez alguien más tenga que hacer esa donación anual, entonces decidí juntar una lata, declaró José al medio brasileño.

Rondonia, Brasil. Este es el lugar donde reciclan las latas de basura por la ciudad. Foto: Razoes para acreditar.
Rondonia, Brasil. Este es el lugar donde reciclan las latas de basura por la ciudad. Foto: Razoes para acreditar.
Hoy, con mis latas y chatarra, soy uno de los mayores donantes de mi estado” , declaró orgulloso el Sr. José.

Su mensaje de apoyo fue inspiración para otras personas de la ciudad que colaboran con las donaciones. La recolección se da en los miles de latas y sellos tirados en la basura en Rondônia. “Para Cabixi, [José] es nuestro mayor donante. Una persona sencilla, una persona humilde, pero que encontró la manera de estar ayudando con nuestras subastas. Este es un ejemplo a seguir”, señaló la trabajadora social María de Lourdes a Razoes.

De acuerdo con el medio Razoes, el lugar está en la costa norte de Paraná y fue reconocido por los Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad. Este medio también se encarga de contar historias de personajes brasileños que apoyan a los más necesitados, como una organización que buscar reflejar el lado más humano de los ciudadanos.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR