Dos hombres fueron asesinados en Barrios Altos, en un nuevo caso de sicariato

Posible ajuste de cuentas sucedió en el óvalo Olavide, cerca a la calle Matías Maestro del Cercado de Lima.

Posible caso de sicariato en Barrios Altos (Foto: Latina)
Posible caso de sicariato en Barrios Altos (Foto: Latina)

Nuevo crimen y posible ajuste de cuentas en el Cercado de Lima. Según reportó Latina, un taxi fue interceptado por una moto y le dispararon a quemarropa al conductor y a su pasajero. El chofer del auto, donde se encontraban las víctimas, fue trasladado de emergencia al hospital Dos de Mayo, en donde solo llegaron a declarar su muerte por múltiples impactos de bala. Mientras que el copiloto murió al instante por un disparo directo a la cabeza.

Las víctimas, que aún no han sido identificadas, se encontraban con el vehículo en marcha y estaban ubicados en el óvalo Olavide, a la altura de la cuadra dos de la calle Matías Maestro, en Barrios Altos. Estos fueron interceptados por una moto lineal, que transportaba a los criminales, que sin dudar y con prisa dispararon a los pasajeros. La policía descarta que sea un robo común y sospechan que sea un ajuste de cuentas porque ambas víctimas contaban con objetos de valor entre sus pertenencias, entre ellas sus celulares y un reloj bastante llamativo. Las investigaciones también revelan que se hallaron 6 casquillos de bala.

Efectivos de la comisaría de San Andrés llegaron al lugar de los hechos a auxiliar al conductor que fue transportado, en la tolva de la camioneta de la policía, al hospital Dos de Mayo, en donde nada pudieron hacer para salvar su vida. La otra víctima, de este violento asesinato, terminó tendido en la pista con un disparo en la cabeza que lo mató instantaneamente. Testigos del lugar señalaron que no escucharon los disparos, por lo que se cree que llevaban armas de fuego con silenciador. Los vecinos de la zona aún se mantienen alarmados y exigen una mayor atención de las autoridades.

Recientemente, la policía mostró estadísticas sobre homicidios en Lima que, hasta el 12 de noviembre, registraban un total de 506 personas asesinadas. De esta cifra, 219 sufrieron muertes violentas, las cuales podrían ser calificadas de sicariato. Además señalaban que el 75% de los asesinatos eran causas de venganzas o ajustes de cuenta.

Dentro de los distritos con más incidencias figuran San Juan de Lurigancho, Comas, San Martín de Porres, Los Olivos y Villa El Salvador, que suman el 50% de los casos. Del total de asesinatos violentos, 196 víctimas eran de nacionalidad peruana, mientras que los otros 23 de nacionalidad venezolana.


SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR