COVID-19: Conoce cómo ha evolucionado la variante Delta en el Perú

A medida que los contagios del coronavirus aumentes, se podrían generar más subvariantes del virus.

Una persona se realiza una prueba de coronavirus en Lima (Peru). EFE/Luis Ángel Gonzáles/Archivo
Una persona se realiza una prueba de coronavirus en Lima (Peru). EFE/Luis Ángel Gonzáles/Archivo

En menos de un año, la variante Delta se ha convertido en la variante del COVID-19 mayoritaria en el Perú y el mundo. Sobre esto, el doctor en microbiología molecular, Pablo Tsukayama, explica el panorama nacional y las razones detrás de la rápida propagación de la variante.

El primer caso confirmado de esta variante en el Perú se registró en Arequipa, en el mes de julio. Pero las muestras eran del mes de mayo, por lo que se puede asumir que en esos meses en los que se tardó en identificar a la variante, esta se siguió propagando.

Así, ahora ha llegado a odas las regiones del país y ocuparía más del 90% de as muestras que recopila el mismo Instituto Nacional de Salud (INS) y otros laboratorios.

Sin embargo, también se encuentra la presencia de variantes tipo AY, que es como se ha denominado a las “subvariantes” de la Delta. “Las hijas de Delta”, como las llama Tsukayama.

Esto revelaría que Delta entró al país múltiples veces y por diversos países. Son 120 subvariantes las identificadas en el mundo.

Si bien Delta es la variante mayoritaria, y se pronostica que en un futuro cercano - a medida que más personas se sigan contagiando - podría ser la única variante en el país; aun cabe la posibilidad de que “las hijas superen a la madre”.

Esto no se ha acabado. Con el hecho de que todo es delta, no quiere decir que ahí se detiene. Conforme el virus sigue infectando a nuevas personas hay nuevas posibilidades de generar nuevos cambios. Y por probabilidades, alguno de esos cambios tarde o temprano le va a conferir unas propiedades al virus”, dijo el doctor en microbiología.

LA RAZÓN DETRÁS DE SU RÁPIDA PROPAGACIÓN

En conversaciones con RPP, Tsukayama explica que la combinación de mutaciones que ha tenido la variante le da la capacidad de replicarse más rápido y, por ende, ser más contagiosa que la variante original de 2019 en Wuhan.

“La combinación de mutaciones que ha sufrido delta todavía no se sabe por completo, pero parece que le da una mayor capacidad e ingresar a las células (y) parece que necesita menos virus para infectar”, dijo.

PRESENCIA DEL COVID-19 EN ANIMALES

Para Tsukayama, que el virus ahora haya sido registrado en 14 especies de animales solo quiere decir que tendremos que convivir con el coronavirus por el resto de nuestras vidas. “Ya nunca lo volveremos a erradicar”, dice.

Ante esto, la vacuna es la única solución. Sin embargo, lo preocupante es que la variante Delta también ha mostrado un porcentaje de resistencia a la vacuna.

Si bien las vacunas siguen protegiendo, el porcentaje se va reduciendo. Y todo indica que son las subvariantes podría ser lo mismo, o incluso las mutaciones podrían aumentar esta resistencia y capacidad de penetración en las células. Porque, como se recuerda, la variante Delta no es más mortal, de por sí, sino que es más infecciosa.

Un ejemplo de esta es la AY4.2, que fue encontrada en Reino Unido. Así, los casos de esta variante en este país, que cuenta con uno de los mejores sistemas de vigilancia genómica, van cada semana lentamente en aumento.

Esto ha puesto en alerta a los científicos y funcionarios, ya que es ligeramente más transmisible que la Delta.

Aun así, Tsukayama sostiene que si se llega a dar un reemplazo de delta como variante predominante por alguna de sus subvariantes, esto no se dará de forma rápida.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR