El líder del Partido Democrático Nicola Zingaretti (REUTERS/Remo Casilli/archivo)
El líder del Partido Democrático Nicola Zingaretti (REUTERS/Remo Casilli/archivo)

El antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y el Partido Democrático (PD, centroizquierda) negocian a contrarreloj un pacto para gobernar Italia en coalición, pero aún hay cuestiones que les dividen, como quién será el próximo primer ministro del país.

"No se ha resuelto la cuestión del primer ministro. Después de una primera reunión entre (el secretario general del PD Nicola) Zingaretti y (el líder del M5S Luigi) Di Maio, las discrepancias continúan", informaron fuentes del Partido Demócrata.

Al comparecer ante los medios a las puertas de la sede de su formación en Roma, Zingaretti dijo que es "optimista de poder acordar un Gobierno serio y duradero para el país" con el Cinco Estrellas y que preste atención a la "protección del medioambiente, al empleo y a la investigación".

"Creo que vamos por el buen camino, estamos debatiendo y seguiremos profundizando", apuntó.

El primer ministro sigue siendo un escollo que las dos formaciones deben resolver, pues el Cinco Estrellas insiste en que sea el dimisionario Giuseppe Conte, que ha ocupado ese cargo con el M5S y la ultraderechista Liga.

El PD, sin embargo, ha pedido discontinuidad en el programa y en los nombres para marcar distancias con el anterior gabinete populista.

El primer ministro italiano Giuseppe Conte (REUTERS/Regis Duvignau)
El primer ministro italiano Giuseppe Conte (REUTERS/Regis Duvignau)

Los dos partidos han mantenido varias reuniones en los últimos días y este lunes Zingaretti y Di Maio han conversado en el Palazzo Chigi, sede de la Jefatura del Gobierno, antes de que mañana el presidente de la República, Sergio Mattarella, inicie la segunda ronda de consultas de dos días para decidir si es posible la formación de un gabinete o hay que celebrar elecciones.

Mattarella ya organizó la semana pasada una primera ronda, tras la que comunicó que había una mayoría parlamentaria con voluntad para intentar negociar un Gobierno.

Por eso, el presidente italiano concedió más tiempo, aunque pidió celeridad, ya que Italia tiene que resolver varios compromisos a corto plazo, como la elección de su candidato a comisario europeo o la elaboración de unos Presupuestos Generales para 2020.

Mattarella recibirá mañana a los presidentes de la Cámara de los Diputados, Roberto Fico, y del Senado, Maria Elisabetta Aberti Castellati, y a los grupos minoritarios.

El miércoles será el turno de los grandes partidos, unas consultas que cerrará el Movimiento Cinco Estrellas a las 19.00 hora local (17.00 GMT).

El causante de esta crisis política, la Liga, sigue insistiendo en que todavía hay margen para recuperar la alianza con el Cinco Estrellas y este lunes Gianmarco Centinaio dijo que la formación "renueva su disponibilidad para renegociar un programa" con sus antiguos socios de Gobierno.

Y es que el líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, creó esta situación confiando en que el país celebraría elecciones en otoño y que él sería el nuevo primer ministro, en coalición con la conservadora Forza Italia y los ultraconservadores Hermanos de Italia, tal y como señalaban las encuestas.

El líder de la Liga Matteo Salvini (REUTERS/Remo Casilli)
El líder de la Liga Matteo Salvini (REUTERS/Remo Casilli)

No contaba con un posible pacto entre el PD y el Cinco Estrellas, que tienen mayoría parlamentaria para evitar las urnas, y por eso en los últimos días ha tendido de nuevo la mano al Cinco Estrellas, con la esperanza de conservar los ministerios que su formación ocupa aún en funciones.

El instituto Demopolis ha publicado este lunes un sondeo que deja en evidencia el desgaste de Salvini, al otorgar a la Liga un 33 % de intención de voto, cuatro puntos menos que antes del inicio de la crisis.

Los socialdemócratas del PD serían la segunda fuerza, con el 23 %, y el Cinco Estrellas se quedaría con un 19 %, muy inferior al 33 % que obtuvo en las generales de 2018.

La líder de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, ha afirmado que el país debe convocar comicios y ha avanzado que su formación está preparada para llamar a su electorado a una movilización, si fuera necesario.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: