Estados Unidos cree que los ensayos podrían haber sido extremadamente limitados y difíciles de detectar
Estados Unidos cree que los ensayos podrían haber sido extremadamente limitados y difíciles de detectar

El gobierno de los Estados Unidos cree que Rusia "probablemente" está realizando ensayos nucleares de poca magnitud, en directa violación al Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT), según indicó el miércoles el jefe de inteligencia del Pentágono, teniente general Robert Ashley.

El anuncio oficial llega en un momento de fuertes tensiones entre las dos primeras superpotencias nucleares del mundo, que ha debilitado los acuerdos existentes para limitar la proliferación de artefactos atómicos y amenaza con derivar en un carrera armamentística.

Estados Unidos cree que Rusia probablemente no se está apegando a la moratoria de las pruebas nucleares de una manera que se ajuste al ‘estándar cero’

Ashley, director de la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa de Estados Unidos, área del ejército que proporciona análisis diversos, expresó su alarma ante la modernización de las fuerzas nucleares por parte de Rusia.

"Estados Unidos cree que Rusia probablemente no se está apegando a la moratoria de las pruebas nucleares de una manera que se ajuste al 'estándar cero'", señaló el militar en un discurso en el Instituto Hudson, un grupo de expertos, en relación a la prohibición de ensayos de cualquier tipo de intensidad, incluso los más limitados en su yield, o rendimiendo de una explosión nuclear.

"Nuestro conocimiento del desarrollo de las armas nucleares nos lleva a creer que las actividades de prueba de Rusia le ayudarán a mejorar las capacidades de sus armas nucleares", afirmó, de acuerdo a la agencia AFP, y agregó que Estados Unidos, por el contrario, se ha adherido estrictamente a la prohibición.

Específicamente, Washington cree que los ensayos podrían tener lugar en las islas Novaya Zemlya (o Nueva Zembla), histórico sitio de testeo de armas atómicas en el ártico.

Creemos que tienen la capacidad de hacerlo, por la forma en que están establecidos

Presionado por un reportero para explicar las supuestas irregularidades de Rusia, Ashley pareció distanciarse de la acusación de que Moscú había realizado pruebas en violación.

"Yo diría que creemos que tienen la capacidad de hacerlo, por la forma en que están establecidos", dijo.

Pero Tim Morrison, alto funcionario del Concejo Nacional de Seguridad que participó de la misma conferencia de prensa, insistió en las presuntas violaciones hechas por Rusia.

Robert Ashley, director de la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa (Bloomberg)
Robert Ashley, director de la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa (Bloomberg)

"El general Ashley ha sido claro en que creemos que Rusia ha tomado acciones para mejorar la capacidad de sus armas nucleares que van en contra de las obligaciones bajo el tratado", señaló, de acuerdo al New York Times

Especialistas en asuntos nucleares han cuestionado, sin embargo, la postura estadounidense y aseguran que los costos políticos de violar el CTBT serían superiores a los beneficios de las pruebas, y la organización del CTBT, con sede en Austria, aseguró no haber detectado ninguna actividad inusual. 

"Tenemos confianza plena en la habilidad del sistema de monitoreo IMS para detectar explosiones nucleares", indicó el organismo en un comunicado.

Misiles balísticos intercontinentales R-24 Yars rusos desfilan por la Plaza Roja
Misiles balísticos intercontinentales R-24 Yars rusos desfilan por la Plaza Roja

Por otro lado, no es la primera vez que circulan reportes de inteligencia sobre posibles violaciones rusas, realizando explosiones nucleares con un yield tan limitado que no puedan ser detectadas, apenas por encima del "estándar cero". El valor militar de estos ensayos limitados, sin embargo, sería escaso y en general éstos se realizan para probar medidas de seguridad en armas nucleares.

El CTBT, adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1996, veta las pruebas atómicas en todo el mundo, ya sea con fines civiles o militares. Aún no ha sido ratificado por el número mínimo de países para que entre en efecto, pero Estados Unidos y Rusia se comprometieron a cumplir sus disposiciones. Específicamente, el primero lo ha firmado pero aún no lo ratifica, mientras que el segundo lo ratificó en 2008.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par ruso Vladimir Putin (Reuters)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par ruso Vladimir Putin (Reuters)

En general, el acuerdo ha sido interpretado como una restricción a todos los niveles de pruebas, incluso las de pequeña escala altamente técnicas pero con rendimientos mínimos, aunque su escritura es ambigua.

Se trata de uno de los principales acuerdos internacionales para evitar la proliferación de armas nucleares, al que se suman los tratados de prohibición de misiles nucleares de alcance medio (INF) y largo alcance (New START), firmados entre Estados Unidos y Rusia.

Pero luego de que Washington ordenara el retiro del INF y crecieran las dudas sobre el proceso de negociación del acuerdo en reemplazo del New START, que vencerá en 2021, la amenaza de una renovada carrera armamentística entre ambas superpotencias parece latente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: