El render del cartel planeado para Buenos Aires
El render del cartel planeado para Buenos Aires

El gobierno de Ucrania denunció este jueves que no se le permitió levantar un enorme cartel publicitario con un mensaje en contra de la intervención de Rusia en la península de Crimea y que iba a estar ubicado frente al centro de convenciones de Costa Salguero en Buenos Aires, Argentina, donde el viernes comenzará la cumbre de líderes del G20.

Según indicó la viceministra de Información de Ucrania, Emine Dzhaparova, empresas de su país y del anfitrión habían acordado hace meses la instalación del cartel en cuestión sobre la Avenida Costanera Rafael Obligado, que circula frente al lugar donde se encontrarán los 19 líderes de las principales economías mundiales y de la Unión Europea.

Pero hace un mes la empresa internacional de comunicaciones Latcom, con oficina en la Argentina, rechazó la propuesta alegando que el cartel era "demasiado político", señaló Dzhaparova durante una conferencia de prensa en Buenos Aires.

Emine Dzhaparova, viceministra de Información de Ucrania (FeedbackPR)
Emine Dzhaparova, viceministra de Información de Ucrania (FeedbackPR)

Infobae intentó contactarse con Latcom para contrastar esta información, pero al momento no se han expresado al respecto.

El mensaje, en inglés, dice: "El mundo ha cambiado, ¿por qué? Ucrania tiene las respuestas". Hace de esta forma referencia a la campaña iniciada por el Gobierno ucraniano centrada en 100 preguntas relacionadas con la crisis desatada en Crimea y el este de Ucrania en 2014, cuando fuerzas rusas ocuparon y anexaron la península y luego apoyaron a los rebeldes en la región de Donbass.

Precisamente, el cartel muestra el mapa de Ucrania con una sierra ensangrentada en Crimea, simbolizado la partición del territorio, y un hacha en Donbass, marcando la guerra civil que aún continúa.

También figura el rostro, al medio, de una niña ucraniana de 13 años, Natalia, que perdió una pierna durante la guerra, según indicó Dzhaparova.

La viceministra aclaró, sin embargo, que el rechazo provino de la empresa local y que "no tenía evidencias" de una intervención del Gobierno argentino para dar de baja la instalación del enorme cartel.

Ucrania y Rusia se encuentran en medio de una fuerte escalada de tensiones luego de que tres buques ucranianos fueran atacados el domingo por la flota rusa cuando intentaban atravesar la península de Kerch en el Mar Negro y alrededor de Crimea, lo que ha reflotado el interminable conflicto en la región.

Al respecto, Dzhaparova aseguró haber viajado a la Argentina para intentar aumentar la visibilidad de la postura ucraniana y llevar la cuestión a la agenda de la cumbre del G20.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: