El presidente estadounidense Donald Trump junto con su par turco Recep Tayyip Erdogan, durante una visita en 2017 (AFP)
El presidente estadounidense Donald Trump junto con su par turco Recep Tayyip Erdogan, durante una visita en 2017 (AFP)

El Gobierno de Turquía impuso este jueves aranceles por un valor de 300 millones de dólares a 22 productos de los Estados Unidos en respuesta a las tasas aduaneras al acero y el aluminio turcos, ha declarado el ministro de Economía, el último episodio en la guerra comercial que parece estar desatándose en el mundo.

"Los Estados Unidos han impuesto aranceles adicionales para todo el mundo al acero y aluminio. Hemos contactado con ellos. No hemos hablado cara a cara. No tenemos un superávit en el comercio con los Estados Unidos: exportamos por valor de 1.180 millones de dólares e importamos por 1.300 millones", dijo Nihat Zeybekçi en una entrevista con la cadena turca NTV.

"Los aranceles adicionales que tenemos que soportar suman aproximadamente 250 millones de dólares. Nosotros también hemos impuesto un arancel a productos estadounidenses por un valor de 300 millones de dólares", especificó el titular de la cartera de Economía.

Las medidas de Turquía son respuestas a los aranceles impuestos por los EEUU al acero y al aluminio
Las medidas de Turquía son respuestas a los aranceles impuestos por los EEUU al acero y al aluminio

"Hoy ha entrado en vigor. En el grupo hay 22 productos diferentes", agregó el ministro del presidente Recep Tayyip Erdogan, sin especificar cuáles, aunque los medios turcos afirman que afectan a importaciones de papel, nueces, tabaco, arroz, whisky y automóviles, entre otros.

El Gobierno de Estados Unidos decidió en mayo no extender la exención a los aranceles del 25% y 10% al acero y el aluminio para la UE, Canadá y México, los mayores socios comerciales del país, por lo que Bruselas anunció ayer aranceles a numerosos productos estadounidenses, una medida que entrará en vigor mañana.

Desde 1995, Turquía tiene una unión aduanera con la Unión Europea, pero negocia sus propios acuerdos de libre comercio con terceros países.

La economía global se mantiene en vilo por los cambios en política comercial iniciados por el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, quien ya impuso aranceles principalmente a China y la Unión Europea, pero también a vecinos como Canadá y México, entre otros.

Las medidas provocaron reacciones y reciprocidades, y han contribuido a causar incertidumbre en los mercados internacionales. Al respecto, el martes las bolsas europeas, asiáticas y norteamericanas sufrieron fuertes pérdidas a medida que los inversores mueven sus capitales a instrumentos más seguros, como los bonos y el oro.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: