Donald Trump y Xi Jinping
Donald Trump y Xi Jinping

Horas después de que Donald Trump anunciara que planea imponer nuevos aranceles a productos chinos, Peter Navarro, consejero económico de Estados Unidos, aseguró que en esta disputa comercial el que tiene "más para perder" es China.

Sin embargo, aclaró que Washington sigue abierto al diálogo para resolver el conflicto.

La guerra entre ambos países continúa este martes, luego que Trump advirtiera el lunes que si Beijing vuelve a imponer aranceles, Washington replicará con 10% a bienes chinos equivalentes a 200.000 millones dólares, para un posible total de 450.000 millones, es decir casi todas las importaciones desde China.

Navarro estimó durante una conferencia telefónica que en esta guerra "China tiene más para perder que Estados Unidos", y que el impacto de los aranceles recíprocos sobre los consumidores estadounidenses será limitado.

China advirtió a EEUU que su respuesta será similar (REUTERS/Jason Lee)
China advirtió a EEUU que su respuesta será similar (REUTERS/Jason Lee)

La Casa Blanca anunció el viernes la imposición de tasas aduaneras de 25% a bienes importados de China por 50.000 millones de dólares para compensar el supuesto robo de propiedad intelectual y tecnología por parte del gigante asiático.

El gobierno chino replicó anunciando represalias equivalentes contra productos estadounidenses.

Navarro explicó que las nuevas tasas de 25% son consecuencia del fracaso de las discusiones entre ambos países.

"No hubo progresos a pesar de los esfuerzos del presidente y su equipo", comentó, al asegurar que las relaciones entre Trump y su homólogo chino Xi Jinping siguen siendo muy buenas.

Peter Navarro, consejero económico de EEUU
Peter Navarro, consejero económico de EEUU

Estos aranceles deben compensar "el robo de la propiedad intelectual y de tecnologías estadounidenses", afirmó.

Agregó que las advertencias de 10% del lunes también entran en el marco de las compensaciones buscadas por la transferencia forzada de tecnologías y propiedad intelectual estadounidenses.

Sin embargo, Navarro dejó abierta la posibilidad de seguir negociando. "Nuestras líneas telefónicas están abiertas. Siguen abiertas", indicó. Y estimó que Estados Unidos es el país más abierto del mundo.

Justificó las medidas tomadas en estos últimos días por Trump para obligar a China a equilibrar sus intercambios comerciales con Estados Unidos.

Estados Unidos no tolerará por mucho más tiempo prácticas comerciales consideradas "desleales" y debe defender "los tesoros de la tecnología y de la propiedad intelectual estadounidenses", dijo Navarro, conocido por su intransigencia hacia China.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: