“Te doy 10 minutos para que lo dejes”: así comenzó la historia de amor entre Vicente Fernández y Doña Cuquita Abarca

El Charro de Huentitán conoció a quien fuera su esposa por casi seis décadas cuando ella era su vecina, en su juventud

Vicente Fernández y Doña Cuquita tuvieron un matrimonio de 59 años. (Foto: Instagram/@_vicentefdez)
Vicente Fernández y Doña Cuquita tuvieron un matrimonio de 59 años. (Foto: Instagram/@_vicentefdez)

El pasado domingo 12 de diciembre, en punto de las 06:15 de la mañana, murió la leyenda de la música ranchera Vicente Fernández, también conocido como “Don Chente” o El Charro de Huentitán. El cantante y actor, dejó un gran legado musical, pues fue intérprete de algunas de las canciones más representativas del género.

Tras difundirse la noticia, personalidades de todos los ámbitos, como el de la farándula, la música e incluso la política, expresaron sus condolencias. Uno de estos fue el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien por medio de su cuenta de Twitter, envió sus condolencias a los amigos, familiares y seguidores del Charro de Huentitán. “Transmito mi pésame a familiares, amigos y millones de admiradores de Vicente Fernández, símbolo de la canción ranchera de nuestro tiempo, conocido y reconocido en México y en el extranjero”, expresó AMLO.

Posteriormente, el lunes, durante su conferencia de prensa mañanera, el mandatario volvió a mencionar el tema de la muerte de “Don Chente”. “Desde ayer manifestamos nuestras condolencias a familiares, amigos, simpatizantes, seguidores de Vicente Fernández, símbolo de la canción ranchera, un cantante popular conocido en México y en el extranjero. Vamos a terminar la conferencia escuchándolo, pónganse de acuerdo que canción mientras desahogamos todos estos temas”, expresó el mandatario.

Antes de terminar su clásica conferencia, pidió que se pusiera la canción de “Volver, volver, volver”.

López Obrador lamentó el fallecimiento de Vicente Fernández. (FOTO: PRESIDENCIA/CUARTOSCURO.COM  e Instagram/@_vicentefdez)
López Obrador lamentó el fallecimiento de Vicente Fernández. (FOTO: PRESIDENCIA/CUARTOSCURO.COM e Instagram/@_vicentefdez)

Incluso, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, expresó sus condolencias ante la muerte del Charro de Huentitán.

“El mundo de la música ha perdido un icono. La música de Vicente Fernández creó recuerdos para millones. Enviamos nuestro más sentido pésame a su familia y a todos los que lo amaban. Vicente será recordado por las generaciones venideras”, expresó.

La vida de Vicente Fernández era, en su mayoría, pública. Se conocía en donde era su hogar, quienes eran sus hijos, y quien fue su esposa, también. Esta última, de nombre María del Refugio Abarca Villaseñor, mejor conocida como Doña Cuquita, estuvo casada con Don Chente por 59 años. En vida, Vicente nunca dejó de agradecer a su esposa su apoyo, por las casi seis décadas de relación.

El fruto de aquella relación dejó tres hijos: Vicente, Gerardo y Alejandro Fernández. Además, la adopción de una mujer: Alejandra, quien es hija de la hermana de Cuquita. A ellos se agregan once nietos y cinco bisnietos.

Doña Cuquita era hermana de un amigo de Vicente Fernández, cuando este se le declaró. (Foto: Instagram/@vicentefdez)
Doña Cuquita era hermana de un amigo de Vicente Fernández, cuando este se le declaró. (Foto: Instagram/@vicentefdez)

A lo largo de su relación, Doña Cuquita pasó buenos y malos momentos al lado de Don Chente, como la pobreza, enfermedades como el cáncer, y el secuestro de su primogénito Vicente Fernández Jr. Ante la muerte de Don Chente, Doña Cuquita nunca se separó de su esposo.

Cómo inició su relación

Doña Cuquita era vecina del Charro de Huentitán, y hermana de uno de los amigos más cercanos del exitoso cantante, antes de que alcanzara la fama y la riqueza. Un día, con una flor de laurel en la mano, el intérprete de grandes éxitos como Mujeres divinas, se le declaró a su amada, cuando ella iba saliendo de la iglesia. Sin embargo, conforme iba llegando el éxito a la vida de Don Chente, y un cambio de residencia, Vicente decidió decirle a Doña Cuquita que era mejor que se buscara a otro novio, con la que finalidad de que no perdiera su tiempo.

La mujer hizo caso a su petición, y se resignó a dejarlo ir. Un nuevo hombre apareció en su vida. Al darse cuenta de ello, Vicente Fernández cambió de opinión, y con esta frase, le dejó claro que quería estar con ella: “Te doy 10 minutos para que lo dejes, porque tú y yo nos vamos a casar el 27 de diciembre”. Esto lo declaró en una entrevista.

Y así fue como la pareja celebró su boda el 27 de diciembre de 1963, cuando ella tenía apenas 18 años, y él 23.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR