El sangriento origen del pozole mexicano y la tétrica práctica de vestir la piel de enemigos desollados

Los sacrificados eran ofrendados al dios Xipe Tótec, se les sacaba el corazón, después se les quitaba la piel y eran desmembrados

TE PUEDE INTERESAR