El menor de 13 años de edad no quería avergonzar a su padre y argumentó que vivía con su tío y no tenía para pagar sus útiles (Foto: Cuartoscuro)
El menor de 13 años de edad no quería avergonzar a su padre y argumentó que vivía con su tío y no tenía para pagar sus útiles (Foto: Cuartoscuro)

Brayan aún estaba vestido de uniforme escolar cuando agentes de seguridad de un supermercado llamaron a las autoridades para denunciarlo.

El menor de 13 años edad fue sorprendido robando mercancía de una tienda de la cadena Bodega Aurrera, perteneciente a la cadena Walmart, ubicada en el municipio de Rincón de Romos del estado de Aguascalientes en el centro de México.

Al ser sorprendido mientras se escondía útiles escolares para poder hacer su tarea, fue detenido por uno de los guardias de seguridad del supermercado.

De acuerdo con medios locales, elementos de la Policía Municipal acudieron al lugar, en donde se encontraron con el niño aún vestido con su uniforme y completamente asustado porque había tomado unos plumones, pinturas y libretas para cumplir con las labores de escuela.

Los hechos ocurrieron en un supermercado de Aguascalientes (Foto: Cuartoscuro)
Los hechos ocurrieron en un supermercado de Aguascalientes (Foto: Cuartoscuro)

El director de Seguridad Pública, Sergio Olvera, indicó que al cuestionarle al menor la razón por la que había hurtado los artículos, mencionó que tenía algunas tareas por hacer y no contaba con el material suficiente, por lo que optó por sustraerlo de manera ilícita, en espera de no ser sorprendido.

"El jovencito de 13 años, al venir con su uniforme, en este caso se nos hizo que era un buen niño, no se veía descuidado y se le veía la preocupación de que requería de ese material", dijo el funcionario estatal.

El menor, identificado por medios locales con el nombre de Brayan, argumentó en primera instancia, que sus padres lo habían abandonado y vivía con su tía, por lo que no contaba con los recursos económicos para pagar sus útiles escolares.

Sin embargo, después se supo que el pequeño mintió para no avergonzar a su papá, con quien vive desde hace un mes, ya que tanto su progenitor como su mamá están divorciados.

La policía arribó al lugar y vieron a un niño asustado por lo sucedido (Foto: Cuartoscuro)
La policía arribó al lugar y vieron a un niño asustado por lo sucedido (Foto: Cuartoscuro)

De acuerdo con el papá, quien incluso quiere cruzar a los Estados Unidos en busca de una mejor vida, a su pequeño le gusta estudiar y "no quiere pasar por lo mismo que está pasando uno, de no tener nada, él se quiere superar y tener sus cosas".

Le había prometido comprar los útiles en cuanto le pagaran, "le había dicho: espérame de aquí al fin de semana y vamos al Aurrera y compramos lo que te hace falta", pero el menor no esperó y decidió hurtar los materiales para hacer una tarea.

"A él sí le gusta estudiar, no quiere pasar por lo mismo que está pasando uno, de no tener nada, él se quiere superar y tener sus cosas. Yo le cuento de lo mío de muchacho que yo pasé, que yo no pude estudiar", señaló Matías, su padre.

El padre reconoció que su hijo es sumamente interesado en los estudios, por lo que no esperó para poder adquirir lo necesario para cumplir en la escuela (Foto: Cuartoscuro)
El padre reconoció que su hijo es sumamente interesado en los estudios, por lo que no esperó para poder adquirir lo necesario para cumplir en la escuela (Foto: Cuartoscuro)

De acuerdo con Sergio Olvera, los policías platicaron con el encargado de seguridad de la tienda para ver si se podía pagar en ese momento lo que había sustraído y este último, finalmente, accedió para no interponer denuncia alguna.

Fue así que los policías municipales, en un noble gesto, decidieron pagar los 90 pesos correspondientes a los útiles escolares a fin de que el estudiante pudiera llevárselos, y no tuvieran que canalizarlo a la Procuraduría de la Defensa del Menor, tras pedir disculpas al encargado de la tienda y dejar saldada su cuenta.

De acuerdo a cifras del Inegi y de otros organismos que miden el nivel de pobreza, en Aguascalientes hay cerca de 400,000 personas que viven en esta situación vulnerable, de las cuales 27,000 padecen pobreza extrema, niños y adultos mayores son los que más sufren en este contexto, sobre todo cuando durante los meses más fríos del año por las deplorables condiciones en donde están hacinados.