La conquista de América y la desaparición de pueblos indígenas cambió el clima de todo el planeta

Este año se cumplen 500 años de la llegada de Hernán Cortés (Foto: Archivo)
Este año se cumplen 500 años de la llegada de Hernán Cortés (Foto: Archivo)

Desde hace décadas diversos estudios científicos han analizado el impacto de la colonización europea en el continente americano. Una última investigación, realizada por científicos de la Universidad de Leeds y la University College of London (UCL), analizaó el impacto climático provocado por el abandono de grandes extensiones de tierra a partir de la llegada de los colonizadores.

De acuerdo con la investigación, publicada en la revista Quaternary Science Reviews, la disminución en la concentración atmosférica global de CO2 a fines de los años 1500 y principios de 1600, que redujo globalmente las temperaturas del aire en la superficie, fue resultado de la despoblación a gran escala de América después de la llegada de los europeos.

Las epidemias que trajeron los colonizadores eliminaron el 90% de la población indígena durante el siglo XVI. Esto resultó en el abandono de una gran porción de terrenos de cultivo y en la  disminución del CO2. 

La población nativa en América disminuyó a un 8% para 1700 (Foto: Archivo)
La población nativa en América disminuyó a un 8% para 1700 (Foto: Archivo)

"La gran muerte de los pueblos indígenas de las Américas resultó en un impacto global impulsado por los humanos en el sistema de la tierra en los dos siglos anteriores a la Revolución Industrial", señaló la investigación.

El uso de la tierra por parte de los indígenas se generalizó antes de la llegada de los europeos, particularmente en México, América Central, Bolivia y los Andes, donde se practicaba la agricultura a gran escala. Sin embargo, su muerte llevó al desalojó de los campos y el aumento de las reservas de carbono, lo que pudo tener consecuencias locales y regionales que posiblemente alcanzaron niveles globales. 

Antes del arribo de Hernán Cortés, Francisco Pizarro y todos sus hombres, en el continente habitaban más de 65 millones de personas. Sin embargo, para 1700, la población se había reducido de manera dramática a 5 millones; lo que representa la desaparición de 60 millones de indígenas, unos 400 mil cada año. La cifra da cuenta de la magnitud de la despoblación y la disminución de la mano de obra para labrar la tierra, que dejó libre 56 millones de hectáreas, una área similar a la que ocupa Francia.

La despoblación dejó libre 56 millones de hectáreas (Foto: Archivo)
La despoblación dejó libre 56 millones de hectáreas (Foto: Archivo)

Los cultivos fueron sustituidos por árboles silvestres, que utilizaron masivamente el dióxido de carbono para realizar la fotosíntesis. Como resultado, se produjo una notable reducción de las temperaturas, ya que el CO2, al igual que otros gases de efecto invernadero, retiene las radiaciones solares en la atmósfera, manteniendo una temperatura habitable.

La investigación recalcó que las acciones humanas tuvieron un impacto global en el sistema de la tierra en los siglos anteriores. Sus resultados también mostraron que la propagación de las enfermedades tuvo un impacto global en el sistema.

Conquista de México

(Foto: Archivo)
La propagación de las enfermedades tuvo un impacto global (Foto: Archivo)

Este año se cumple el aniversario número 500 de la llegada de Hernán Cortés a México, fue él quien realmente inició la epopeya conquistadora. Fue justamente en febrero de 1519, que el navegante desembarcó en las costas mexicanas con 600 hombres. Su misión era meramente exploratoria, pero su ambición y su audacia le orillaron a quedarse en México.

Venció primero a los tlaxcalas, que pronto se convirtieron en aliados. A finales de ese mismo año, en noviembre, llegó a Tenochtitlán, la capital azteca, y logró que Moctezuma se le subordinara. Y aunque al año siguiente una rebelión indígena lo obligó a replegarse, el contraataque implicaría la definitiva aniquilación del Imperio Azteca.

MAS NOTICIAS