Hernán Araujo Castro, gerente del Fondo Ganadero del Cesar.
Hernán Araujo Castro, gerente del Fondo Ganadero del Cesar.

Una solicitud de ganaderos al Gobierno nacional de dejarlos portar armas ha generado polémica en Colombia, pues muchos señalan que la petición puede dar pie a la formación de nuevos grupos paramilitares. El gremio asegura que sólo quiere defenderse de la delincuencia que azota las zonas rurales.

El gremio de ganaderos dice sentirse indefensos ante la creciente inseguridad en varias zonas del departamento de Cesar por grupos delincuenciales, pues en menos de un mes han secuestrado a dos propietarios de fincas. Por eso piden al Gobierno que les permita armarse y tener sus propios esquemas de seguridad para garantizar su integridad.

La iniciativa surgió luego del secuestro del ganadero Juan Felipe Ustáriz González, de 38 años, en zona rural de Valledupar. Según versión de testigos, dos hombres armados y encapuchados llegaron a su finca y lo raptaron, usando su propia camioneta, que fue encontrada incinerada con un cuerpo calcinado dentro, del que no se conoce la identidad.

Algunos sectores políticos afirman que la petición puede revivir las Convivir, redes de seguridad a terratenientes que terminaron convertidos en grupos paramilitares.
Algunos sectores políticos afirman que la petición puede revivir las Convivir, redes de seguridad a terratenientes que terminaron convertidos en grupos paramilitares.

"El tema es de bastante preocupación por los casos que se vienen presentando últimamente con los productores del campo. Nosotros lo que vemos es que el Gobierno nacional prohíbe el porte de armas, pero los delincuentes están traficando y transitando, portando armamento que consideramos son ilegales, sin ningún tipo de control para realizar esas acciones, mientras que el ganadero, que viene ejercitando su labor con dedicación está expuesto a la delincuencia", expresó a El Heraldo Hernán Araujo Castro, gerente del Fondo Ganadero del Cesar.

Araujo confesó en El Tiempo que varios ganaderos y productores agropecuarios ya adquirieron sus armas, pero tienen suspendido su uso después del decreto de prohibición expedido en el gobierno de Juan Manuel Santos y ratificado por Iván Duque. El ganadero también se refirió a la controversia de sector que dicen que su petición sería como revivir las Convivir, que iniciaron como grupos de seguridad para este gremio y terminaron convertidas en grupos paramilitares.

"Si repasamos la historia, la primera Convivir que se dio formalmente se hizo en base a una Ley o a una norma legal que el gobierno expidió. Que eso haya terminado algunas en grupos paramilitares o de autodefensas, eso demuestra que hubo una falencia del Estado que llevó a la gente a armarse y apoyar a estos grupos para la defensa. En este caso, eso no es lo que estamos pidiendo nosotros", dijo Araujo a El Tiempo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: