La única foto que se tiene de Pablo Escobar, cabecilla del Cártel de Medellín, durante su reclusión en la cárcel La Catedral, de Envigado
La única foto que se tiene de Pablo Escobar, cabecilla del Cártel de Medellín, durante su reclusión en la cárcel La Catedral, de Envigado

Veintiséis años después de la fuga del capo Pablo Escobar de la cárcel La Catedral de Envigado, el coronel (r) a cargo de su seguridad externa contó detalles de lo que se vivió al interior del polémico penitenciario. Se trata de Sergio Sánchez Bolaños, de 74 años, a quien ese trabajo le costó su carrera militar.

Sánchez era el comandante del Batallón de la Policía Militar de la IV Brigada de Medellín, encargado de la vigilancia externa de La Catedral, a la que vio desde su construcción, en la que trabajaban 80 personas por día, entre ingenieros, arquitectos y obreros. Así lo contó en una entrevista publicada en el portal Pulzo.

El retirado militar explicó al medio que la seguridad de la prisión estaba a cargo de dos instituciones, una tenía la vigilancia interna y otra, la externa. La interna estaba formada por 36 personas, comentó: "18 eran de la Dirección Nacional de Prisiones y los otros 18 los escogió él (Pablo Escobar) de sus compinches. Yo fui el día que llegaron ellos, unas personas que no tenían ni idea de manejar armas, ni idea de seguridad, que lo iban a ayudar a él".

La Catedral fue un centro de rehabilitación de drogadictos antes de convertirse en cárcel
La Catedral fue un centro de rehabilitación de drogadictos antes de convertirse en cárcel

Durante su estadía -dijo a Pulzo-, Sánchez notó el poder que tenía el líder del Cártel de Medellín en el Estado, con sus contactos en el Ministerio de Justicia. Pero también lo describe como un hombre "con mucha inteligencia" y "muy sagaz".

La Catedral siempre estuvo envuelta en escándalos. Los medios de la época la describieron como una especie de casa de retiro del narcotraficante, que se había entregado a la Justicia con la condición de pagar su condena en ella. Por eso la adecuó a sus comodidades. Su celda era un búnker construido de madera especial para resguardarse de los ataques de sus enemigos, con pisos de cerámica y muebles importados. Y así, el resto de la prisión.

Habitación de Pablo Escobar en la cárcel La Catedral, de Envigado
Habitación de Pablo Escobar en la cárcel La Catedral, de Envigado

Varias de las polémicas que se generaron alrededor de este centro penitenciario tenían que ver con las descomunales fiestas con alcohol, droga y prostitución que se realizaban cada domingo, como lo confirmó Sánchez a Pulzo. Y con las visitas de personalidades que recibía Escobar.

Una de ellas, que causó escándalo en aquel tiempo, fue el del arquero de la selección de Colombia, René Higuita, cuya entrada fue captada por transmóviles de los canales televisivos de Caracol TV y RCN TV. "Resulta que quien firmó la entrada del portero fue el coronel Augusto Bahamón, segundo comandante al mando de la IV Brigada (…), René Higuita era una persona muy sociable. Se había hecho amigo de los militares", resaltó Sánchez.

Visitas de personalidades a La Catedral, entre ellas, los futbolistas Leonel Álvarez (segundo) y René Higuita (último)
Visitas de personalidades a La Catedral, entre ellas, los futbolistas Leonel Álvarez (segundo) y René Higuita (último)

Esa firma le costó el cargo al coronel Augusto Bahamón. Entre lo que comprobaron las investigaciones de la época estaban los múltiples sobornos que le aceptaron militares a Pablo Escobar, que finalmente resultaron en su fuga. Pese a que Sánchez no acepta haber estado relacionado, fue relevado de su cargo antes del escape.

"La vigilancia externa no tenía la potestad de intervenir dentro. Eso es por lo que se formaban los problemas (…) Si yo hubiese estado allá siempre, eso no pasaría, pero uno delega en los subalternos y si alguno de ellos falla, es difícil de establecer un control (…) Yo fui una víctima de todo esto. Me dieron de baja por sospecha", sostuvo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: