Agentes encubiertos del CTI se infiltraron en fiestas para identificar a los jefes de la red de narcomenudeo
Agentes encubiertos del CTI se infiltraron en fiestas para identificar a los jefes de la red de narcomenudeo

Después de seis meses de investigación, que incluyó infiltraciones y perfiles virtuales falsos, la Fiscalía desmanteló una red narcotraficante que operaba en centros educativos de 15 departamentos de Colombia. 162 personas fueron capturadas, entre ellas, dos estudiantes de una prestigiosa universidad de Bogotá.

Durante seis meses, agentes encubiertos del CTI lograron penetrar el círculo más cercano de redes de tráfico de estupefacientes en varias universidades de la capital colombiana, asistiendo a sus fiestas y haciéndose pasar por clientes. Así identificaron a los jefes de la banda y al resto de sus integrantes, que incluyeron jíbaros (como se los llama a los traficantes) y estudiantes, relata Semana.

Por primera vez se usó la figura de “agente virtual” para ingresar a chats de comercialización de estupefacientes
Por primera vez se usó la figura de “agente virtual” para ingresar a chats de comercialización de estupefacientes

La investigación realizada simultáneamente en Antioquia, Bolívar, Cundinamarca, Norte de Santander, Magdalena y San Andrés Islas, entre otros departamentos, terminó con 162 detenidos. Entre ellos, alias Camila y Simón, ambos vendedores y estudiantes de la Universidad Javeriana de Bogotá. El último estaba en período de prácticas profesionales en esa institución.

La Fiscalía descubrió tres modalidades de narcomenudeo que utilizaba esta banda involucrada con 30 centros educativos (25 colegios, 4 universidades y un instituto). La primera incluía apoyo de estudiantes para instalarse dentro de las instituciones, la segunda a través de chats de WhatsApp donde compartían información del producto y coordinaban lugares de entrega, y la última en los alrededores de los centros.

Una de las conversaciones que tuvo la Fiscalía con un jíbaro
Una de las conversaciones que tuvo la Fiscalía con un jíbaro

Para ello, las autoridades recurrieron, por primera vez, al "agente virtual", un perfil falso que les permitió ingresar a los chats que usaban para promover la distribución de la droga en fiestas de música electrónica y otros eventos, detalla El Tiempo. Con este modus operandi operaban en instituciones del sector de Teusaquillo de Bogotá, y en universidades como la Javeriana, la Distrital, la Católica, el Gran Colombia y el Sena.

También comercializaban los estupefacientes a través de redes sociales como Facebook, y los vendedores de cada zona se encargaban de realizar los domicilios acordados. Además, suministraban droga a cinco colegios de primaria y secundaria de la localidad de Engativá, en Bogotá.

La red narcotraficante también usaba redes sociales para promover la venta de drogas
La red narcotraficante también usaba redes sociales para promover la venta de drogas

Los detenidos deberán enfrentar condenas por los delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico que les imputará la Fiscalía, quien además solicitará la medida de aseguramiento.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: