El holandés Paulus Adrian Van, era el propietario y representante legal de la multinacional de exportación de frutas Wanrroy, con sede en Panamá.
El holandés Paulus Adrian Van, era el propietario y representante legal de la multinacional de exportación de frutas Wanrroy, con sede en Panamá.

Luego de la incautación de 7,5 toneladas de cocaína en Europa, enviadas desde Colombia, un operativo de la Fiscalía colombiana, la DEA y las policías de Holanda y Bélgica dieron con la captura de Paulus Adrian Van, un supuesto empresario exitoso que usaba su empresa de exportación de frutas como fachada para traficar droga del Clan del Golfo. El clorhidrato tendría un valor aproximado de 300 millones de euros.

La cocaína estaba oculta en embarques de bananos que fueron incautados en dos partes, uno en una bodega de Oosterhout (Holanda) y otra en el puerto de Amberes (Bélgica). El hallazgo se dio luego de una investigación en la que se rastrearon los movimientos de una empresa de importación y exportación de frutas llamada Wanrroy, propiedad de Paulus Adrian Van.

La alerta la dio la DEA a la policía holandesa, que investigó la procedencia de la millonaria fortuna del supuesto empresario holandés, quien pasaba como un exitoso mercader, pero su vida ostentosa en la ciudad de Oosterhout (Holanda) llamó la atención de las autoridades estadounidenses.

Las 7,5 toneladas de cocaína incautadas en Holanda y Bélgica eran camufladas en cajas de banano.
Las 7,5 toneladas de cocaína incautadas en Holanda y Bélgica eran camufladas en cajas de banano.

Así, las autoridades intervinieron sus comunicaciones y descubrieron que los contactos se establecían por redes sociales con dos personas procedentes de Colombia, con quienes se reunía periódicamente en la sede principal de la multinacional Wanrroy ubicada en Panamá, para planear los envíos, y que serían integrantes del Clan del Golfo.

Así lo confirmó a El Heraldo el director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Hernando Nieto, quien también afirmó que usaban palabras claves para no levantar sospechas sobre el tráfico de droga. "I need some white bananas. when you send them to me? (Necesito algunos bananos blancos. ¿Cuándo me los envías?)", dice una de las conversaciones.

La investigación de la DEA también pudo establecer que el holandés Paulus Adrian Van, representante legal de la empresa Wanrroy, realizaba viajes constantes por el Mediterráneo para visitar puertos y bodegas en las que supuestamente, se almacenarían grandes cantidades de frutas, cita El Tiempo.

El empresario holandés alquilaba bodegas en el Mediterráneo para almacenar la droga.
El empresario holandés alquilaba bodegas en el Mediterráneo para almacenar la droga.

"Dentro del proceso investigativo, y con el ánimo de recopilar elementos de prueba, un equipo de la Policía Nacional de Colombia se desplazó a Panamá, donde representantes de la empresa Wanrroy se reunían periódicamente para planear los envíos de droga hacia Europa, gracias a una alianza con integrantes del Clan del Golfo. Justamente en mayo pasado, dos miembros de esa firma europea sostuvieron un encuentro con dos personas procedentes de Colombia con ese propósito", contó a El Heraldo el general Nieto.

De acuerdo a información de inteligencia, las primeras importaciones que hizo Paulus Adrian Van desde Colombia las realizó en enero de 2015 desde Turbo (Antioquia), municipio caracterizado por sus cultivos de bananos.

En el operativo llamado 'Operación Van Der', en el que fue necesario que oficiales de la Policía colombiana se infiltraran en la organización criminal en Panamá, fueron capturados 14 extranjeros procedentes de Holanda, Rusia, Italia, República de Armenia y Bélgica; quienes eran coordinados por Paulus Adrian Van.

La droga pertenecería al Clan del Golfo, la organización criminal de origen paramilitar más grande de Colombia.
La droga pertenecería al Clan del Golfo, la organización criminal de origen paramilitar más grande de Colombia.

"Seguiremos avanzando para determinar con precisión los nexos con cabecillas del Clan del Golfo, grupo armado organizado que estaría tratando de enviar droga desde las terminales marítimas del país", señaló el director de la Policía Antinarcóticos, general Fabián Laurence Cárdenas Leonel.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: