Arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón Restrepo, señalado por proteger a varios sacerdotes pederastas.
Arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón Restrepo, señalado por proteger a varios sacerdotes pederastas.

La polémica generada en Chile por la renuncia de 34 obispos ante el papa Francisco por el caso del obispo José Barros, que encubría sacerdotes pederastas, no es un hecho aislado en la iglesia. En Colombia el arzobispo de Medellín, monseñor Ricardo Tobón Restrepo, está en entredicho por haber protegido al padre Roberto Cadavid que abusó sexualmente de varios menores de edad.

En 1998, Cadavid fue nombrado párroco de la iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá, en Bello, departamento de Antioquia. Ahí fue descubierto en 2005 tras la denuncia de dos familias de sus víctimas. Salió custodiado por la Policía a un centro carcelario, pero rápidamente quedó en libertad luego de negociar una millonaria conciliación con uno de sus acusadores, según constató una investigación de La W.

La plata, pagada con un cheque que publicó El Tiempo, salió del presupuesto del colegio Pablo VI, donde Cadavid fue rector en la misma época de los criminales hechos. La institución recibe dineros públicos de la Alcaldía local por ser de cobertura estudiantil para niños de bajos recursos de la comuna 3 de Medellín. De ahí salieron los 30.481 dólares con los que el padre compró el silencio de uno de sus ex monaguillos.

Pese al escándalo, el entonces arzobispo Alberto Giraldo nombró al padre Cadavid, de 57 años, en la parroquia de Santa Ana, ubicada en la comuna 3 de Medellín, y lo mantuvo a la cabeza del colegio parroquial Pablo VI. En 2012 se repitió la historia y, nuevamente, no fue acusado por los abusos. Al contrario, siguió aumentando su experiencia parroquial -y la lista de víctimas- en otras iglesias codiciadas de Medellín.

Padre Roberto Cadavid, denunciado varias veces por violaciones contra menores de edad.
Padre Roberto Cadavid, denunciado varias veces por violaciones contra menores de edad.

Dos años antes, a la llegada del monseñor Ricardo Tobón Restrepo, Cadavid tuvo un nuevo apoyo y protección de su parte. Aunque en ese momento lo retiró de la parroquia de Santa Ana y lo suspendió. Para evitar más escándalos en Colombia, lo recomendó ante la Diócesis de Brooklyn, en Nueva York, y allá fue aparar en noviembre de 2012.

Monseñor Tobón niega esa recomendación, y aceptó que suspendió al padre Cadavid por los hechos denunciados en 2012, en diálogo con La W. Pero su par de Brooklyn, el obispo Nicholas Anthony DiMarzio, lo desmintió con unas cartas que envió a la emisora donde consta esa recomendación en dos misivas de 2012 y 2015.

El padre Cadavid fue devuelto a Colombia, sin mayores represalias por las múltiples violaciones de niños que cometió, porque el proceso judicial en su contra fue archivado en la Fiscalía. Ahora escondido en una finca, vive tranquilo con la venia de sus superiores eclesiásticos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: