Un testamento inédito de Pablo Escobar Gaviria reveló los bienes que había amasado el narcotraficante colombiano cuando comenzaba a convertirse en el líder del cártel de Medellín a comienzo de la década de los ochenta.

Pablo Escobar con sus hijos Juan Pablo y Manuela y su esposa Victoria Eugenia
Pablo Escobar con sus hijos Juan Pablo y Manuela y su esposa Victoria Eugenia

El documento, revelado por la revista colombiana Semana, tiene fecha 3 de octubre de 1980 y fue firmado en la Notaría Cuarta de Medellín. Según la publicación, es probable que sea el primer testamento firmado por el capo narco, quien en ese momento tenía 31 años.

Con el documento, Escobar Gaviria dejaba la mitad de sus bienes a su esposa, Victoria Eugenia Henao; el 25 % a su hijo Juan Pablo —entonces único hijo— y, del restante 25, el 99% sería para sus padres Abel y Hermilda y sus cinco hermanos, mientras que el 1% estaría destinado a su tía Luzmila Gaviria.

Escobar también preveía una parte para futuras hijas, quienes deberían eventualmente recibir bienes, muebles, enseres, porcelanas, adornos o electrodomésticos. Su hija Manuela nació cuatro años más tarde. 

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Escobar Gaviria con su hijo
Escobar Gaviria con su hijo

En el testamento, Escobar también pedía deducir de sus bienes los gastos de sucesión, los de su entierro y los de su última enfermedad.

En este documento, sin embargo, no se habla de montos de dinero pero sí aparece de una lista de obras de arte, ya decomisada y vendida en Colombia.

Entre las obras había dos esculturas de Dalí, una de Rodin y cuadros de Botero, Obregón, Grau Araújo, entre otros.

La dimensión real de la fortuna de Pablo Escobar estuvo siempre envuelta en el misterio. Según la revista Forbes, el jefe del cártel de Medellín llegó a tener un patrimonio de 3.500 millones de dólares a finales de los años ochenta.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Sin embargo, en un testamento posterior, escrito después del nacimiento de su hija Manuela, se habla de una fortuna de 120 millones.

Por su parte, el hijo de Escobar aseguró que la familia nunca vio el dinero y que la fortuna terminó en manos cárteles rivales a cambio de no matarlos y de otros familiares.

Junto a sus hijos Juan Pablo y Manuela. Foto: Archivo Atlántida
Junto a sus hijos Juan Pablo y Manuela. Foto: Archivo Atlántida

Páginas más adelante, en el libro Mi Padre el hijo aseguró: "Ninguno en mi familia paterna jamás trabajó por su cuenta, todos sin excepción, si aún hoy visten o se toman un café en la calle, es de cuenta de mi padre, no de ellos".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: