Un grupo de boy scouts, la mayoría menores de edad, se encontraba en una excursión ecológica en la parte alta de la cordillera en la zona rural de Buga (Valle del Cauca, Colombia), cuando el río Guadalajara se desbordó por las fuertes lluvias que azotaban el lugar y quedaron atrapados en medio de la creciente.

Se trataba de un grupo de 28 niños y 13 adultos de la Asociación Colombiana de Escultismo, que quedaron en una isla de tierra y rocas rodeada por el agua del río, cuyo fuerte caudal amenazaba con hacerlos caer en cualquier momento. Desde ahí, lo único que pudieron hacer fue llamar a la policía, que llegó poco tiempo después.

Pero antes, un grupo de Carabineros adscritos al Departamento de Policía Valle del Cauca, que patrullaba cerca, se percató de la situación y rescató una a una a las angustiadas personas. Pudieron ingresar al río con los caballos.

Miembros de la Cruz Roja y Bomberos de la región también llegaron al lugar para verificar que los scouts se encontraran en buen estado de salud.

LEA MÁS: