Matías Lammens, sobre el turismo estudiantil: “Haremos todo lo posible para que los viajes de egresados se realicen”

El Ministro de Turismo y Deportes de la Nación aseguró a Infobae que ante un eventual escenario epidemiológico que impida la realización de los viajes estudiantiles, el organismo a su cargo tutelará los derechos de los consumidores y cuidará el empleo del sector. Qué opciones propone la reglamentación de la nueva Ley de reactivación del turismo

Los egresados 2020 se encuentran inmersos en un año inédito, sin certezas sobre ritos
Los egresados 2020 se encuentran inmersos en un año inédito, sin certezas sobre ritos

¿Cómo y cuándo será la vuelta de los viajes de egresados? Ésta es una de las tantas preguntas que la pandemia del coronavirus impuso. A siete meses del inicio del aislamiento, la situación inquieta a las agencias de viajes estudiantiles, a las autoridades, a los padres que hicieron un enorme esfuerzo -con crisis económica y laboral de por medio- para cumplir el contrato y a los principales protagonistas de esta historia: los egresados 2020, inmersos en un año inédito, sin certezas sobre ritos -buzo, fiesta, viaje- planeados y esperados desde hace tiempo.

Muchas familias esperan que las máximas autoridades del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, la autoridad de aplicación del servicio de turismo estudiantil, brinden información concreta acerca de la realización de los viajes de egresados. Infobae consultó a su titular, Matías Lammens: “La situación es compleja, pero hasta último momento vamos a hacer todo lo posible para que los viajes de egresados se realicen”, afirmó.

Tras algunos meses sin hacer declaraciones sobre el tema, las palabras del ministro reavivan la intención y la voluntad que manifestó a mediados de mayo, cuando junto al ministro de Educación, Nicolás Trotta, dijo públicamente que los viajes podrían realizarse, de manera escalonada, entre 15 y 30 días posteriores al reinicio de las clases presenciales, en un horizonte planteado para el 15 septiembre. Pero el avance de la pandemia en el país arrasó con las fechas tentativas. Y comenzó a cobrar fuerza la idea de postergar todo para febrero y marzo del año que viene. ¿Será posible?

Delicada situación epidemiológica

A siete meses del inicio del aislamiento, la situación inquieta a las agencias de viajes estudiantiles, a las autoridades, a los padres que hicieron un enorme esfuerzo
A siete meses del inicio del aislamiento, la situación inquieta a las agencias de viajes estudiantiles, a las autoridades, a los padres que hicieron un enorme esfuerzo

Lo cierto es que, a poco de finalizar septiembre, no hay fecha estimativa para que comiencen las clases presenciales; la situación epidemiológica se agudiza y los contagios siguen aumentando en las provincias, incluida la ciudad de Bariloche, el principal destino de estos viajes y una de las tres ciudades de la provincia de Río Negro con más casos positivos. Padres y estudiantes sienten cada vez más incertidumbre sobre la concreción de los viajes.

“Eventualmente, -continuó el ministro ante el pedido de Infobae- si no se pueden hacer, vamos a plantear un escenario de reprogramaciones que nos permita tutelar los derechos de los consumidores y salvaguardar los intereses de los padres que han contratado el viaje, pero entendiendo también que hay que intentar cuidar los puestos de trabajo que generan las empresas de turismo estudiantil”.

“Nuestra idea -insistió Lammens- sigue siendo que se puedan hacer. Entendemos que cada vez se dificulta más la situación porque la cuestión epidemiológica en cada una de las provincias que recibe turismo estudiantil se está complicando. Pero hasta último momento vamos a insistir para que efectivamente los viajes se hagan, porque entendemos la importancia que tienen para los estudiantes y también por lo que las empresas de turismo estudiantil representan en la cadena de valor del turismo nacional”.

¿Cuál sería el escenario de reprogramaciones?

El ministro de Turismo y Deporte de Argentina, Matías Lammens,  dijo a Infobae: “Eventualmente, si no se pueden hacer, vamos a plantear un escenario de reprogramaciones que nos permita tutelar los derechos de los consumidores y salvaguardar los intereses de los padres" EFE/Juan Carlos Hidalgo/Archivo
El ministro de Turismo y Deporte de Argentina, Matías Lammens, dijo a Infobae: “Eventualmente, si no se pueden hacer, vamos a plantear un escenario de reprogramaciones que nos permita tutelar los derechos de los consumidores y salvaguardar los intereses de los padres" EFE/Juan Carlos Hidalgo/Archivo

El turismo, se sabe, es uno de los más afectados por la pandemia del coronavirus. Para apuntalar al sector, el Congreso de la Nación aprobó el 2 de septiembre la ley de sostenimiento y reactivación productiva de la actividad turística nacional. La flamante norma plantea opciones destinadas a los consumidores que contrataron servicios turísticos con anterioridad a la imposición de la pandemia y que, por ende, no se pueden realizar.

¿En qué consisten? Básicamente son tres opciones: la reprogramación de los servicios contratados, respetando la estacionalidad, calidad y valores convenidos, dentro de un período de 12 meses posteriores al levantamiento del aislamiento; la entrega de vouchers de servicios para ser utilizados hasta 12 meses también posteriores al cese de las medidas de restricción; y el reintegro del monto abonado por los servicios contratados mediante el pago de hasta 6 cuotas.

Pero específicamente sobre cómo se resolverán las reprogramaciones y devoluciones de los contratos de viajes de egresados de este año, la nueva ley dice que lo establecerá la autoridad de aplicación, es decir el Ministerio de Turismo de la Nación. Fuentes de ese organismo dijeron a Infobae que todos los detalles del sistema de reprogramaciones estarán incorporados en la reglamentación de la ley, etapa en la cual actualmente se está trabajando “bastante en línea con las opciones planteadas para el resto del turismo”, y estiman que estará lista en una semana o diez días.

En la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) afirmaron una vez más a Infobae que las agencias mantienen su voluntad de realizar los viajes. Adrián Manzotti, integrante de la comisión de Turismo Estudiantil de la entidad, dijo que esperan la reglamentación de la nueva ley y la posibilidad de reunirnos con el ministro Lammens, atentos a las novedades de las autoridades nacionales de Salud y Educación. “Hasta ahora la gran mayoría de los chicos de la promoción 2020 quiere realizar el viaje, incluso si el ciclo lectivo sigue los primeros meses del año que viene. El problema mayor que tenemos es cuándo, pero lamentablemente nosotros no lo podemos determinar”.

Los motivos de las consultas y reclamos

Más de 150.000 estudiantes llegan cada a año a Bariloche. Este año, la pandemia transformó totalmente el panorama
Más de 150.000 estudiantes llegan cada a año a Bariloche. Este año, la pandemia transformó totalmente el panorama

Pandemia. Más contagios. Una difícil situación económica para todos los sectores. El crítico contexto del sector turístico. La demora en la toma de decisiones y acuerdos para dictar normas y reglamentaciones. El panorama no hace más que aumentar el clima de incertidumbre entre los padres.

En las últimas semanas crecieron las consultas y reclamos recibidos por la Defensoría del Turista de la Ciudad de Buenos Aires, con varios pedidos de cancelación del viaje por distintas razones: desde cuestiones de salud, temor por la situación sanitaria, imposibilidad de seguir pagando las cuotas del contrato, complicaciones para viajar el año que viene por el inicio de la facultad o de una ocupación laboral, hasta el desinterés en un viaje que pierde su sentido si se hace en 2021.

Cintia Bruno, directora de la Conducción Ejecutiva de los Derechos del Turista de la Defensoría de CABA, explicó a Infobae que las consultas recibidas responden a tres puntos centrales: “La imposibilidad de contactarse con la agencia de viajes; atrasos y dificultades para pagar las cuotas y qué hacer con el contrato; y necesidad de conocer el protocolo que las agencias aplicarán en el viaje”.

“Desde la Defensoría entendemos que amerita un espacio de diálogo y contemplación de la situación de todas las partes: las familias, que tienen muchas preguntas e interrogantes, y las agencias de viajes, que atraviesan un contexto crítico”, destacó Bruno. Y agregó: “La situación inusual e imprevista de la pandemia debe ser contemplada para todas las partes y evitar así que se puedan generar situaciones de abuso y desequilibrio. Por eso, es clave el diálogo y el amparo de una regulación específica”.

Junto a otros integrantes de la Defensoría, Bruno se reunió a principios de septiembre con funcionarios del Ministerio de Turismo de la Nación para evaluar el panorama del turismo estudiantil en el marco de la pandemia. “Creemos que es importante que el Ministerio tome conocimiento de estos reclamos. Por eso, acordamos continuar con las reuniones de la mesa de trabajo y con un canal directo de comunicación para poder brindar una mejor respuesta a los reclamos recibidos”, contó Bruno.

Algunos casos concretos

Todos los detalles del sistema de reprogramaciones estarán incorporados en la reglamentación de la ley
Todos los detalles del sistema de reprogramaciones estarán incorporados en la reglamentación de la ley

En el país hay cerca de 200 agencias de turismo estudiantil, aunque son menos de diez las grandes empresas que concentran la mayoría de los viajes. Se estima que cerca de 140.000 estudiantes de todo el país realizan el viaje de egresados, el 80% a Bariloche. En tanto, otros 20.000 eligen destinos del exterior como Brasil (Camboriú, Florianópolis y Porto Seguro), México (Cancún), República Dominicana (Punta Cana), Cuba y cruceros con recorridos por Uruguay y Brasil. Son viajes que además dependen de la apertura de las fronteras. En algunos casos ya analizan cambiar de destino, cuya opción principal es Bariloche.

Infobae se contactó con varias familias que aguardan novedades oficiales sobre el inicio de los viajes. En San Martín y Lanús, por ejemplo, Irma y Hernán están atentos al mes de octubre porque la empresa que contrataron para el viaje de sus hijos les comunicó que “procedieron a reprogramar en forma tentativa las salidas para el 22 de octubre”.

“En julio terminamos de pagar con mucho esfuerzo todo el viaje. Ahora no nos queda otra que esperar qué dicen la empresa y el Ministerio”, contó Irma. “Si los viajes se van a hacer el año que viene se complica porque los chicos van a empezar la facultad o a trabajar y los tiempos ya no son los mismos como para hacer un viaje de este tipo. También hay padres del grupo que plantean que hasta que no haya una vacuna no es seguro que los chicos viajen”, comentó Hernán.

María Fernanda, de Moreno, ya decidió que su hijo no va a viajar a Bariloche “porque es asmático crónico y es muy riesgoso para su salud. El viaje estaba previsto para el 21 de septiembre. Pagué todo en tiempo y forma. Pedí la devolución del dinero y me dicen que me tienen que descontar 25% del total, la cuota de reserva inicial y gastos administrativos. Quieren regirse por lo que dice un contrato cuya fecha de salida no se cumplió por una situación excepcional. Voy a esperar a que las autoridades digan cómo hay que proceder en estos casos”.

El hijo de Laura, de Pilar, tenía que viajar con sus compañeros a Cancún el 16 de septiembre. “La empresa informó que la reprogramación será de diciembre a marzo del año que viene y que, si el viaje no se puede hacer, se vería la posibilidad de cambiar el destino por Bariloche. En nuestro grupo también hay padres que dicen que sus hijos no van a viajar hasta que no haya una vacuna”, contó.

Recomendaciones para padres

Se recomienda mantener constante contacto con la agencia de viajes; en caso de no poder o no querer viajar en la nueva fecha tentativa comunicada por la empresa presentar fehacientemente el pedido de cancelación
Se recomienda mantener constante contacto con la agencia de viajes; en caso de no poder o no querer viajar en la nueva fecha tentativa comunicada por la empresa presentar fehacientemente el pedido de cancelación

También en las últimas semanas, el abogado experto en derecho del turismo Santiago Aramburu, comenzó a recibir numerosas consultas de padres en su cuenta de Instagram (@tipsviajerosargentina). En diálogo con Infobae explicó: “Hubo varios picos de quejas: al principio de la pandemia, luego entre junio y julio que se calmó cuando las agencias y los ministros de Turismo y Educación dijeron que comenzarían en septiembre, y ahora hay otro pico porque no empezaron las clases presenciales; los contagios crecieron en destinos turísticos de egresados y se acercan las fechas de salida de los viajes de egresados de la escuela primaria”.

Comienzan a plantearse numerosas dudas acerca de las reprogramaciones y también de las devoluciones: quién garantiza que en determinada fecha futura se podrá viajar, cómo se van a acomodar viajes de siete meses, en tres o cuatro; qué protocolos se aplicarán, cómo serán las prestaciones, excursiones y recreación en boliches; en cuántas cuotas se harán los reintegros de quienes decidan no viajar, con qué interés y a partir de cuándo; qué pasa si los prestadores no le devuelven a la agencia de viajes los montos abonados; se usará el fondo fiduciario creado para hacer frente a situaciones de emergencia del sector.

En síntesis, Aramburu ofrece algunas recomendaciones para que padres y estudiantes tengan en cuenta. “En primer lugar, mantener constante contacto con la agencia de viajes; en caso de no poder o no querer viajar en la nueva fecha tentativa comunicada por la empresa presentar fehacientemente el pedido de cancelación y esperar a conocer en detalle qué establece la reglamentación de la ley de asistencia al turismo; no firmar un nuevo contrato o anexo del que se firmó al momento de la contratación hasta que la autoridad de aplicación se pronuncie al respecto; y ante la duda o incumplimiento por parte de la agencia, recurrir urgente al Ministerio de Turismo”.

El contrato del viaje que firman los padres es un contrato básico modelo autorizado por Turismo. La cláusula décimo primera dice que en caso de cancelación la empresa puede retener un porcentaje del 25% al 50% sobre el total del precio del viaje, depende el momento en el que se solicite: si es con más de 60 días de anticipación 25%; si es entre 30 y 60 días, 35% y si es a menos de 30 días, 50%. Y ante viajes suspendidos, con fechas de salida vencidas, en la mayoría de los casos, surge un interrogante más: ¿anticipación a qué fecha?

“En tiempos de pandemia no pueden valer las mismas condiciones como si no hubiese pasado nada. Estas condiciones y porcentajes merecen una revisión. Es necesario que la reglamentación de la ley, o bien resoluciones futuras dictadas por la autoridad de aplicación, lleven un poco de luz a tantas incógnitas. Frente a situaciones extraordinarias hay que generar respuestas extraordinarias”, sostuvo.

Dónde escribir: El Ministerio de Turismo de la Nación recibe consultas al mail: estudiantil@turismo.gob.ar. La Defensoría recibe consultas por mail (turistacentral@defensoria.org.ar / turistasantelmo@defensoria.org.ar), y a través de sus redes sociales: Facebook @DefensoriaTurista y Twitter @Def_Turista. Santiago Aramburu en Instagram: @tipsviajerosargentina

SEGUÍ LEYENDO:

Viajes de egresados: con más preguntas que certezas ya se habla de reprogramar las salidas para febrero y marzo 2021

Viajes de egresados: analizan que las salidas desde AMBA se reprogramen para fin de año

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos