Los pueblos medievales en España ofrecen un encanto único (Getty Images)
Los pueblos medievales en España ofrecen un encanto único (Getty Images)

España es el segundo país más visitado del mundo luego de Francia, gracias a atractivos clásicos como el Park Güell en Barcelona o el museo del Prado en Madrid. Sin embargo, este país tiene mucho que ofrecer más allá de sus destinos más populares.

En cada una de sus provincias esconde secretos que sólo pueden ser descubiertos lejos de las grandes ciudades. Pequeños pueblos medievales con paisajes mágicos; sitios donde parece que el tiempo se detuvo en los empedrados y en sus pequeñas casas que rodean castillos o murallas.

Peratallada

En el corazón de la provincia de Gerona se encuentra el pueblo medieval de Peratallada (Getty Images)
En el corazón de la provincia de Gerona se encuentra el pueblo medieval de Peratallada (Getty Images)

En Gerona se esconde un pueblo lleno de encanto en donde se puede observar en cada una de sus calles el aire medieval. Desde la arquitectura intacta a lo largo del tiempo, la combinación de historia y las calles empedradas, Peratallada es un destino como ningún otro. La mayoría de los viajeros que se encuentran de paso visitan este destino los fines de semana y durante el verano, que es cuando se puede disfrutar mejor.

Albarracín

En Aragón se encuentra la localidad de Albarracín rodeada de murallas (Getty Images)
En Aragón se encuentra la localidad de Albarracín rodeada de murallas (Getty Images)

Ubicado en las colinas, sobre un importante peñasco se encuentra la localidad de Albarracín, dentro de la cual, gracias a sus imponentes murallas, se conserva intacto el espíritu de la Edad Media. La mejor época del año para conocer el lugar es en otoño, cuando sus paisajes se pintan de amarillos y rojos intensos que combinan con los edificios medievales. Las visitas al Guadalaviar, las murallas y el Conjunto Histórico son paradas obligadas para los turistas.

Ronda

El Puente Nuevo, uno de los lugares más elegidos por los turistas por su imponente altura de más de 100 metros (Getty Images)
El Puente Nuevo, uno de los lugares más elegidos por los turistas por su imponente altura de más de 100 metros (Getty Images)

Uno de los destinos más imponentes dentro de los pueblos que esconden tesoros en España, Ronda recrea un escenario propio de la fantasía de un cuento de hadas. Aquí se erige el Puente Nuevo a más de 100 metros de altura. A pesar de que el pueblo se agrandó, aún conserva auténticas reliquias de otras época: como los baños árabes y el Palacio de Mondragón.

Pals

El pequeño pueblo es uno de los que más resguarda el aspecto medieval (Getty Images)
El pequeño pueblo es uno de los que más resguarda el aspecto medieval (Getty Images)

En Cataluña se esconde una pequeña villa, ubicada en la Costa Brava Las edificaciones de Pals y sus muros de piedra, pequeños callejones, enredaderas y arcos permanecen intactos desde el siglo IX. Los dos lugares más conocidos de esta ínfima localidad son el Barrio Gótico y la Torre de Homenaje.

Bárcena Mayor

Con menos de 100 habitantes, en medio del Valle de Cabuérniga se ubica la localidad de Bárcena Mayor, que, si bien sufrió modificaciones en su arquitectura medieval, sigue manteniendo su encanto gracias a sus paisajes naturales y su clima de montaña que suelen atraer a los aventureros que desean hacer actividades ecoturísticas de todo tipo.

Santillana

Los turistas suelen visitarlo en un fin de semana (Getty Images)
Los turistas suelen visitarlo en un fin de semana (Getty Images)

Santillana del Mar es uno de los pueblos con mayor pasado medieval. Aquí se puede encontrar la Cueva de Altamira, uno de los sitios más conocidos mundialmente por su arte rupestre, y el Museo de la Tortura, que detalla los horrores realizados durante la Inquisición. Para aquellos que deseen admirar otra cara de esta localidad, a unos kilómetros se encuentran las playas de Cantabria.

LEA MÁS: