Infusiones frías, el must de la temporada de calor (Shutterstock)
Infusiones frías, el must de la temporada de calor (Shutterstock)

01POR Camila Perez

Por lo general, consideramos estas infusiones como opciones ideales para el invierno; las asociamos con días fríos, debido a su buena capacidad para ayudarnos a mitigar las bajas temperaturas. Pero cuando comienza el calor, pensar en juntarse a tomar unos mates, ofrecer un café o merendar con un té, ya no es tan placentero. ¿Cómo podemos revertirlo? Hielo, frío y frutas, las claves para convertir a estas bebidas cálidas en refrescantes opciones.


El mundo de esta milenaria infusión, se revolucionó a partir de 1904, mientras se llevaba a cabo la Feria Internacional de Alimentos, de la ciudad de Saint Louis, Missouri, Estados Unidos. En ella, un vendedor de té, ante el desinterés de los asistentes y las altísimas temperaturas, agregó hielo a su bebida para lograr estimular a los clientes. Fue tan grande el éxito, que vendió casi 3500 litros.

Esta novedosa bebida, improvisadamente elaborada a principios del siglo XX, marcó el comienzo de una nueva era de su consumo: los países donde reinaba el calor o aquellos con períodos estivales prolongados e intensos comenzaron a inclinar su preferencia al té, incorporándolo como refresco.

Diego Morlachetti, co-director de Diplomaturas Universitarias de Té de la UAI (Universidad Abierta Interamericana) y autor de El libro del Tea Gourmand, brinda los secretos para lograr el iced tea: "es importante prepararlo más concentrado respecto del té caliente, es decir con mayor cantidad de hebras por porción, para que al agregarle hielo siga resultando sabroso". Y agrega: "cabe destacar que esta receta se hace en base a un método de infusión en frío, que toma mayor tiempo que en caliente, por lo que se necesitan algunos minutos más de reposo, y si disponemos de tiempo, puede elaborarse por la noche y llevar a la heladera para beber al día siguiente".

Para realizar esta clásica bebida:
– Colocar 7 cucharadas con té en un recipiente o jarra de vidrio.
– Agregar 1 litro de agua.
– Llevar a la heladera por 4 o 5 horas.
– Luego retirar, endulzar a gusto y agregar hielo.

Puede incluir jugo de frutas como naranja, manzana o pera. Las mejores opciones para preparar un delicioso té helado, según Morlachetti, son los blends aromatizados, especialmente aquellos frutados como earl grey o indian mango, por ejemplo. Los verdes y negros sin aromatizar también son grandes alternativas porque permiten mejor definición de sabores.

¿Cocktails con té? Sí, y quedan deliciosos. Otra forma de incorporarlo como bebida fría es a través de los tragos con alcohol, que logran reversionar los clásicos, añadiéndoles esta infusión. Para que rockeemos nuestra bebida, El Club de Té recomienda probar el famoso Gin Tonic: a la tradicional preparación con gin y agua tónica, debemos agregarle una cucharadita de té verde matcha.

Café
Un estudio realizado por la Cámara Argentina de Café en colaboración con la firma The Brand Bean, afirma que en Argentina consumimos en promedio un kilo de este producto por persona anualmente, que el 70 por ciento de nosotros arrancamos el día con esta bebida, y el 48 por ciento bebe entre 1 y 3 tazas de diarias. Pero no somos los únicos. El encanto por esta infusión es global, tanto que desde 2015, el 1 de octubre de cada año se celebra el Día Internacional del Café.

¿Sos de las que creen que se disfruta más allá de un tazón con leche? Entonces estas opciones de Cold Brew, denominación para la preparación de café en frío -que consiste dejar caer agua fresca sobre café molido-, pueden enamorarte.

Ariel Schegvitz, barista de Café Martínez cuenta: "para hacer un Shaken Americano necesitamos 3 hielos partidos, 150ml de tu cold brew favorito y 2 bochas de helado americano. Poné todos los ingredientes en una coctelera, tapá, batí y ¡serví!". Otra de sus recomendaciones es un sencillo smoothie de dulce de leche, que se logra con solo licuar 2 bochas de helado de dulce de leche con 150 ml de cold brew y 50 ml leche.

También hay espacio para las opciones más espirituosas: el bitter cold brew se compone de un pomelo en cubos, tres hielos, 30 ml de bitter, 30 ml de almíbar y 100 ml de cold brew. O podés disfrutar del café con vodka: tres hielos, un limón en rodajas, 30 ml de vodka, 60 ml de tónica y 60 ml de cold brew.

El clásico italiano Affogato es una deliciosa opción, gracias a la perfecta combinación entre el aroma y sabor de los mejores granos de café y la suavidad y dulzura del helado. Starbucks comparte esta alternativa, caracterizada por distintos matices de sabores y una cremosidad única que se logra al verter café Espresso Roast sobre helado: el "Affogato Classic" contiene dos shots de café espresso y helado de crema americana, mientras que la versión "Affogato House" consiste en dos shots de café Espresso Roast vertido sobre helado de crema americana, almíbar y una delicada lluvia de canela en polvo.

Mate
Las infusiones de yerba mate poseen un gran poder antioxidante, mejorando las defensas naturales del organismo y protegiendo del daño celular. Fuente de vitaminas y minerales, contiene xantinas (cafeína, teobromina, teofilina), compuestos que estimulan el sistema nervioso central y promueven la actividad mental, y aumentan los niveles de energía y la concentración. Pero más allá de sus componentes, pocas cosas invitan más a la reunión y a compartir que una ronda de mates. Si querés revolucionar tus tardes y probar otra opción más allá del tereré, estas recetas son fáciles de hacer para disfrutarlas en todo momento.

Josefina Armendares, sommelier de yerba mate de CBSé, propone empezar con un licuado con hierbas del Litoral:

– 750 cc o 2 tazas de agua mineral.
– 4 cucharadas al ras de yerba mate.
– 1 rodaja de ananá fresca.
– 3 cucharadas de azúcar o 2 sobres de edulcorante.
– 6 u 8 hojas de menta para decorar y mucho hielo.

"Como primer paso, se debe colocar la yerba mate y el agua en un recipiente a fuego máximo hasta que rompa el hervor, luego retirar del fuego, dejar reposar 15 minutos, colar y enfriar. El siguiente paso es poner en la licuadora dicha preparación de mate cocido saborizado frío con el ananá, la menta, el azúcar, los hielos, y licuar a máxima potencia hasta que quede bien espumoso", explica la especialista.

El Instituto Nacional de la Yerba Mate propone dos opciones también innovadoras: helados y mate frozen. Para el primero vas a necesitar agua, yerba, frutillas y kiwi. Con la prensa francesa (también conocida como cafetera de émbolo o francesa), hacé una infusión con 500 ml de agua fría y 3 cucharadas de yerba mate, cortá rodajas de frutillas y kiwi, colocalas en un molde y completá con la infusión. Llevá al freezer por dos horas.

Para el mate frozen los ingredientes son: hielo, frutillas, durazno, menta, yerba, agua y azúcar a gusto. Realizá la misma infusión en una prensa francesa, y en una licuadora colocá durazno, frutillas, hielo y la infusión de mate. Licuá, serví en un vaso y decorá con frutillas y menta.

Animate a preparar estas bebidas para disfrutar y compartir. Esta temporada ni las altas temperaturas nos van a alejar de las infusiones predilectas y más aclamadas por todos. ¡Salud!

SEGUÍ LEYENDO: