Caroline Vreeland es amiga de los mejores fotógrafos de moda del mundo. Hoy la convoca más la música, pero su impronta y figura es imponente y la cámara la ama.
Caroline Vreeland es amiga de los mejores fotógrafos de moda del mundo. Hoy la convoca más la música, pero su impronta y figura es imponente y la cámara la ama.

Dueña de una figura opuesta al 90-60-90, Caroline Vreeland es la bisnieta millennial de la emblemática editora de moda de las revistas Vogue y Harper's Bazaar, Diana Vreeland. De cintura y cadera pequeña, piernas estilizadas y busto prominente, esta joven de apellido ilustre para el planeta fashionista cambió la estética que su bisabuela mostraba en sus portadas.

Accidental e involuntariamente, Caroline se volvió todo un ícono de la belleza real. De allí la primera paradoja: mientras las revistas que su bisabuela dirigió y convirtió en verdaderas "biblias de la moda" la buscan para sus portadas e importantes marcas la quieren para que protagonice sus campañas y desfiles, por ahora, Caroline prefiere mostrarse en las redes sociales siendo ella misma.

Sin abusar de ser bisnieta de una celebridad de la moda del siglo XX, la joven se presentó en el concurso de talentos 'American Idol' en su temporada numero doce, de manera atípica: "Soy Carolina Vreeland, de California y estoy aquí porque canto desde que soy muy pequeña y esta es una buena oportunidad para presentarme en sociedad".

Y allí quedó expuesto su primer amor: la música, ella es cantante y compositora. Su primer single lo lanzó en el 2014 llamado 'The mauling' con un sensual videoclip que la tuvo como protagonista, logrando más de 100.000 reproducciones .

Lady sings the blues 💙

A post shared by Caroline Vreeland (@carolinevreeland) on

Fiona Apple y Kanye West son algunos de sus dos grandes referentes del mundo acústico, sus fuentes de inspiración para crear nuevas melodías. Asegura que  la mayoría de sus canciones tienden a ser escritas tras una experiencia emocional negativa y que a través del arte puede visualizar una posible solución a ese problema. Su dulce voz encandila a sus más de 250 mil seguidores en Instagram y musicalizan sus Stories en las redes.

Aunque su apellido remita a la moda, su gran pasión es la música. Presenta sus singles en bares y eventos privados.  (Photo by John Sciulli/Getty Images for Flaunt Magazine)
Aunque su apellido remita a la moda, su gran pasión es la música. Presenta sus singles en bares y eventos privados.  (Photo by John Sciulli/Getty Images for Flaunt Magazine)

Sus primeros pasos en la moda los dio con una aparición en la revista CR Fashion Book de su amiga Carine Roitfeld siendo la nueva It Girl en noviembre del 2014. Fue retratada en blanco y negro por uno de los fotógrafos del momento, Mathieu Cesar quien retrató a Vreeland muy sensual.

Caroline retratada por el PH Mathieu Cesar para CR Fashion Book (CR Fashion Book)
Caroline retratada por el PH Mathieu Cesar para CR Fashion Book (CR Fashion Book)

La californiana luce con orgullo su cuerpo voluptuoso.  Muchos críticos la han catalogado como una incipiente modelo plus size por tener pechos mayores a los estándares de belleza y no 'respetar' las míticas medidas.

Muy poco pudo disfrutar a su bisabuela Diana Vreeland, ya que falleció cuando Caroline tenía solo dos años, sin embargo heredó su estilo, el amor por las marcas de lujo y la pasión por no ser indiferente a la moda.

Habitué de las primeras filas, la marca DKNY siempre cuenta con su presencia (Photo by Michael Loccisano/Getty Images for New York Fashion Week)
Habitué de las primeras filas, la marca DKNY siempre cuenta con su presencia (Photo by Michael Loccisano/Getty Images for New York Fashion Week)

Max Mara, Dolce & Gabbana, Fendi y Steven Madden se pelean por tenerla como imagen pero solo consiguen que la "It girl" concurra a sus desfiles perteneciendo al selecto front row. Sin embargo al ser muy amiga de los directores creativos de la firma de zapatos Steven Madden -con quienes lanzó su primera colección cápsula- firmó contrato y se la puede ver en las gráficas posando para la marca global.

Caroline es la imagen de la nueva campaña de zapatos Steven Madden. Con ellos también lanzó o su propia colección cápsula.
Caroline es la imagen de la nueva campaña de zapatos Steven Madden. Con ellos también lanzó o su propia colección cápsula.

Sus atributos logran captar las miradas de todos los asistentes, elige diseños y modelos que resaltan su figura L: vestidos stretch, mini faldas ajustadas, musculosas, bodys y blusas escotadas. Las botas bucaneras son sus prendas fetiches que predominan en su -probablemente- lujoso vestidor.

Vestidor top: metálicos, colores puros y estampados, modelos sexys que resaltan su figura (Photo by Vittorio Zunino Celotto/Getty Images for amfAR)
Vestidor top: metálicos, colores puros y estampados, modelos sexys que resaltan su figura (Photo by Vittorio Zunino Celotto/Getty Images for amfAR)

Uno de los fotógrafos mas reconocidos, Richard Avedon era uno de los favoritos de su bisabuela y ya la ha retratado muchas veces.  Hoy, el nieto de Avedon , Michael, también amante de la fotografía- recreó con Caroline una famosa producción que su abuelo, Richard, produjo con Diane.

Sombrero, camisa blanca, pantalones, sandalias un gran aplique de flor, Diana y Caroline retratada por Michael y Richard Avedon
Sombrero, camisa blanca, pantalones, sandalias un gran aplique de flor, Diana y Caroline retratada por Michael y Richard Avedon

Diana Vreeland, una leyenda de la moda

"Tienes que tener estilo. Te ayuda a bajar las escaleras. Te ayuda a levantarte por las mañanas. Es una forma de vida. Sin estilo, eres nadie" era una de las frases de cabecera de la recordada editora de Vogue y Harper´s Bazaar.

Redactora, periodista y especialista fashion, dedicó su vida entera a protagonizar y desentrañar el complejo mundo de la moda. Amada por muchos y odiada por otros fue quien acuñó el término de 'editora de moda' en el universo editorial.

Diana Vreeland, la mítica editora de Vogue y Harper’s Bazaar el 4 de Junio de 1980 (Photo by Evening Standard/Getty Images)
Diana Vreeland, la mítica editora de Vogue y Harper’s Bazaar el 4 de Junio de 1980 (Photo by Evening Standard/Getty Images)

Diana Vreeland -Diane para algunos- estuvo a cargo de la revista Vogue y Harper's Bazaar y gracias a su refinado y elegante estilo logró ser una de las encargadas de la sala del Costume Institute del Metropolitan Museum de Nueva York. Las exposiciones de moda antes de ser colgadas en los prestigiosos salones del MET, eran vistas ante la exigente mirada de la parisina-norteamericana.

"No se aprende moda. Tienes que llevarla en la sangre. Yo nunca veo otra cosa a mi alrededor que un perfectamente maravilloso mundo de moda", citó la editora Vreeland a The New York Times en 1984, antes de morir en 1989. Mucho legado e historia, ahora es el tiempo de Caroline.

LEA MÁS: