Se denomina uso sustentable al empleo o a la extracción de recursos naturales renovables con la mínima alteración de los ecosistemas y manteniendo siempre el máximo nivel de biodiversidad posible.

El uso sustentable es la forma de aprovecharlos de tal modo que no se agoten y sirvan para seguir produciendo sostenidamente a perpetuidad.

La premisa principal a respetar es que la extracción de productos nuevos nunca sea mayor que el ritmo de su reposición natural, razón por la que se explota un bosque de modo sustentable, la cantidad de mamedoera que se extraiga jamás debe poner en riesgo el sistema forestal en su conjunto.

Por eso, el uso sustentable de la diversidad biológica es uno de los objetivos centrales del Convenio de Biodiversidad donde se lo define como "la utilización de los componentes de la diversidad biológica de un modo y a un ritmo que no ocasione la disminución a largo plazo esa diversidad", con lo cual se mantienen las posibilidades de satisfacer las necesidades y aspiraciones de las generaciones actuales y futuras.

Está claro que, mirando por ejemplo la desaparición del equivalente a 128 canchas de futbol por día en el Amazonas, que no es el uso sustentable la práctica más extendida.

 

Seguí leyendo: