Dos chefs, dos cocinas y un solo menú: los detalles de un encuentro gastronómico intercultural único

En Fayer Buenos Aires, el reconocido chef argentino Fernando Trocca y el israelí Omri McNabb fueron los protagonistas de una noche a puro sabor en el corazón del barrio de Palermo

La propuesta tuvo lugar en Fayer Buenos Aires, el templo de comida argentina e israelí contemporánea con sede en Buenos Aires y Madrid, donde estuvieron convocados el chef argentino Fernando Trocca y el reconocido cocinero israelí Omri McNabb
La propuesta tuvo lugar en Fayer Buenos Aires, el templo de comida argentina e israelí contemporánea con sede en Buenos Aires y Madrid, donde estuvieron convocados el chef argentino Fernando Trocca y el reconocido cocinero israelí Omri McNabb

Surgió como una idea para potenciar las cocinas contemporáneas israelí y argentina a través de las manos de cocineros referentes de estas zonas, pero lo que nació como un proyecto ilusionante se convirtió en una oportunidad única que se vivirá nuevamente en Uruguay y más adelante en Madrid.

Una noche única que tuvo al vino y la gastronomía como protagonistas. La propuesta tuvo lugar en Fayer Buenos Aires, el templo de comida argentina e israelí contemporánea con sede en Buenos Aires y Madrid, donde estuvieron convocados el chef argentino Fernando Trocca y el reconocido cocinero israelí Omri McNabb, Head Chef de The Palomar Londres, para ofrecer una cena de cinco pasos pensada en conjunto. El evento se llevó a cabo el pasado miércoles en el corazón del barrio de Palermo.

En una noche de inspiración, los chefs compartieron su pasiones y estilos rodeados de los más grandes referentes de la gastronomía local. En esta unión, tres vinos exponentes de la bodega mendocina Luigi Bosca protagonizaron la experiencia.

Por su parte, el menú contempló un aperitivo integrado por zucchini tahini (nueces confitadas), bulgur (pistachos, hierbas, sultanas, chile verde), yogur feta (garbanzos picantes, piñones, zaatar) y baba ganoush, labneh (tomates cherry a la parrilla, zumaque), seguido por una entrada de sashimi añejo (aioli harissa, tapioca, yogur de limón en conserva) y kofta crab lahoh (panqueque yemení, ensalada de hierbas, zanahorias en escabeche, yogur de amba). El plato principal consistió de chuletas de cordero (crema de berenjena ahumada, caldo de pollo con algarrobas) y el postre fue un helado de labneh (almendras trituradas y miel, sirope de verbena).

El menú contempló un aperitivo, seguido por una entrada, un plato principal y un postre
El menú contempló un aperitivo, seguido por una entrada, un plato principal y un postre

En la oferta gastronómica de Buenos Aires, la cocina israelí es protagonista. Los argentinos, de exigente paladar y grandes exploradores de nuevos restaurantes, son devotos de ir a probar platos de autor a las auténticas cocinas judías que recrean las recetas de sus abuelas.

“La comida israelí tiene cada vez más protagonismo en el mundo y creo que así como Israel ha sido un gran difusor de ciencia, tecnología e innovación, lo está siendo también con su gastronomía. Las colaboraciones son la mejor manera de potenciarnos. Fue un evento cultural gastronómico y empresarial muy importante para nosotros”, sostuvo en diálogo con Infobae Alejandro Pitashny, socio de Fayer. Y añadió: “Estamos muy agradecidos con los cocineros. Omri comanda un restaurante que es referencia para nosotros y Fernando es un gran amigo de la casa. Juntos armaron un menú basado en recetas con mucha influencia de la cocina israelí de Omri. Estamos muy orgullosos”.

Fayer, elegido por Condé Nast Traveller cómo uno de los mejores 10 restaurantes del mundo que abrieron sus puertas durante el 2021, emplea la fusión entre la parrilla argentina para unir la gastronomía mediterránea de Israel, llena de variedades de vegetales, carnes y pescados. El fuego es el eje central del restaurante que abrió sus puertas en 2017 sobre la coqueta avenida Cerviño.

Entre el menú se destacan platos de autor, en los que convergen productos y materia prima de la más alta calidad, como la carne de pastura orgánica, la pesca del día y los vegetales de estación de productores locales. “Nos obsesiona la calidad de los productos y su origen”, afirmaron en una entrevista con este medio sus fundadores. Este concepto y sus inigualables sabores atrajeron a los comensales más exquisitos.

En la oferta gastronómica de Buenos Aires, la cocina israelí es protagonista
En la oferta gastronómica de Buenos Aires, la cocina israelí es protagonista

Tal fue el éxito de Buenos Aires que, dos años más tarde, en 2019, el restaurante desembarcó en Europa, sobre la elegante calle Orfila en el centro de Madrid. El espacio abrió sus puertas el 9 de marzo de 2020, pero sus dueños se vieron obligados a cerrar por la cuarentena obligatoria que se declararó en España. Luego, en junio de ese año, reabrieron y los mismos vecinos lo bautizaron como “el restaurante más efímero de todos los tiempos”.

Ambas cocinas están lideradas por el chef Mariano Muñoz, un gran especialista de las recetas israelíes tradicionales y un amante, como buen argentino, de la parrilla. El resultado de esta fusión es una propuesta diferente, fresca, exótica y muy mediterránea a la que se suman los inconfundibles cortes de carne argentina.

Orgullosos de haber apostado al Viejo Continente, las buenas noticias continuaron: la revista Condé Nast los eligió entre los 21 mejores restaurantes de Madrid. “Este reconocimiento llegó en un momento muy especial, ya que abrimos cinco días antes de que se decretara el confinamiento total en España. Desde entonces, pusimos en marcha un servicio de comida a domicilio, y hoy operamos con una excelente recepción”, compartieron. Tras celebrar festejos como el Año Nuevo Judío le dieron más protagonismo a la coctelería en la zona de la barra, donde también se puede comer de manera informal.

En la parrilla, Fayer ofrece cortes argentinos como el ojo de bife con chimichurri levantino o la entraña con salsa criolla y, también, la molleja ahumada con ras el hanout
En la parrilla, Fayer ofrece cortes argentinos como el ojo de bife con chimichurri levantino o la entraña con salsa criolla y, también, la molleja ahumada con ras el hanout

Dentro de los platos que hacen referencia a la cocina isrealí se destacan el hummus clásico; el falafel servido con salsa tahina y lebaneh; el lajmayin, una masa fina al horno con ternera especiada, tomate y tamarindos. En la parrilla, ofrecen cortes argentinos como el ojo de bife con chimichurri levantino o la entraña con salsa criolla y, también, la molleja ahumada con ras el hanout. Y por último, la baklava, un postre representativo de la gastronomía israelí hecho con láminas de masa filo rellenas con crema pastelera y frutos secos, es sin dudas la estrella dulce.

Y como todos los emprendedores con proyectos de llevar lo mejor de la gastronomía nacional al mundo, sus fundadores tienen planes de seguir expandiendo Fayer. “En un momento pensamos en Ámsterdam, Berlín, Londres y París, pero nos interesan mucho lugares de Asia, como Seúl y Tokio, donde pretendemos desembarcar con nuestro proyecto pronto”, concluyeron.

SEGUIR LEYENDO: