MELA, el tratamiento estético que se hacen cada vez más mujeres y está envuelto en polémica

Infobae consultó a médicos cirujanos sobre esta práctica que consiste en una mini extracción lipídica ambulatoria. Los detalles de esta intervención quirúrgica que sirven para despejar dudas

Cómo es el MELA, el tratamiento estético que se hacen cada vez más mujeres y está envuelto en polémica (Getty)
Cómo es el MELA, el tratamiento estético que se hacen cada vez más mujeres y está envuelto en polémica (Getty)

Tomar la decisión para llevar adelante una cirugía plástica es algo que se tiene que pensar muchas veces. Para ello, se debe tener en cuenta ciertos recaudos ya que se pone en juego la salud y el cuerpo de las personas.

Sin embargo, en la actualidad por necesidad de estar “más lindas” o quererse parecer al famoso o al ídolo referente, recurren a un médico de otra especialidad que no se dedica a la cirugía plástica que ofrece los mismos tratamientos a precios más accesibles que el profesional que tiene el título y la matrícula de cirujano plástico, y no realiza la intervención en un quirófano y puede llegar a poner en riesgo su salud por esa mala elección.

En estos últimos tiempos, un tratamiento novedoso llamado MELA, por sus siglas en inglés “Mini Extracción Lipídica Ambulatoria”, se volvió muy recurrente entre las mujeres -y también en algunos hombres- por ser “mínimamente invasivo” que elimina adiposidades localizadas en una sola sesión. Pero en contraposición de esto, como lo indica su nombre, es una extracción y es invasivo, por lo cual, requiere de ser practicado en lugares seguros y autorizados, y no en consultorios médicos.

Hoy en día, las redes sociales son foco de búsqueda de profesionales para realizar tratamientos estéticos, y en dicha búsqueda del indicado para realizar el procedimiento se puede llegar a no dar con el profesional deseado. Por tal motivo, Infobae consultó a médicos cirujanos especialistas en cirugía plástica y miembros de la SACPER para que cuenten sobre esta práctica llamada MELA y despejen algunas dudas del tratamiento invasivo que es tan practicado entre las mujeres.

MELA, por sus siglas en inglés “Mini Extracción Lipídica Ambulatoria”, es invasivo y se debe realizar en quirófanos (Getty)
MELA, por sus siglas en inglés “Mini Extracción Lipídica Ambulatoria”, es invasivo y se debe realizar en quirófanos (Getty)

Esta terminología amigable y hasta suave, parecería ser algo menor, algo pequeño, algo de consultorio, y que la población entiende que se puede realizar en un consultorio, pero no lo es. Es un invento que se hizo popular de parte de una dermatóloga que no tiene ninguna autorización legal para realizar este tipo de tratamientos así como tampoco ninguna otra persona que no sea cirujano plástico”, detalló con precisión Raúl Banegas, médico cirujano plástico (MN 79.300) y miembro de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica (Sacper)

Por su parte, el cirujano plástico Fernando Felice (MN 108.614) dijo a Infobae sobre esta práctica que es: “Una mini extracción de grasa de forma ambulatoria. Se hace con anestesia local con el paciente despierto y se realiza con una cánula de micro lipoaspiración y una jeringa. Debe realizarse en un quirófano y luego el paciente se va a su casa”.

Griselda Seleme (MN 80.033), quien también es cirujana plástica e integra la SACPER, comentó a este medio que hace unos años este procedimiento llamado MELA no era avalado por la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, por ser un tratamiento invasivo ya que requiere infiltrar con anestesia y se minimiza un resultado quirúrgico que no está exento de complicaciones.

Es un un tratamiento invasivo ya que requiere infiltrar con anestesia y se minimiza un resultado quirúrgico que no está exento de complicaciones (Getty Images)
Es un un tratamiento invasivo ya que requiere infiltrar con anestesia y se minimiza un resultado quirúrgico que no está exento de complicaciones (Getty Images)

La extracción de grasa corporal es un procedimiento quirúrgico, que requiere la aplicación de anestesia local, una incisión aunque sea pequeña, y la introducción de un instrumento para retirar la grasa. Por lo tanto se debe realizar en un ambiente quirúrgico que reúna todas las condiciones de asepsia y de seguridad”, detalló Seleme.

“Estamos viendo que se están haciendo estos tratamientos con el engaño de que son mínimamente invasivos y que son con anestesia local y que se hacen en consultorios. Esto es un error, porque debe haber un monitoreo, porque por más que haya anestesia local requiere de que haya un médico anestesiólogo que por más que yo esté despierto va a estar cuidando, va a darle una sedación que es más profunda a la anestesia local, puedo responder preguntas al médico pero luego no recuerdo nada”, apunta con una mirada tajante sobre la mal práctica de estos tratamientos el médico cirujano Jorge Pedro (MN 69.163).

Esta práctica quirúrgica muy realizada, está indicada para en zonas pequeñas con adiposidades localizadas. Por ejemplo, la papada o la cintura en donde la cantidad a extraer que se va a extraer es muy poco y se lo hace a nivel periumbilical. “Cuando la piel del paciente está firme y existe una pequeña grasita, muy característico tanto en el hombre como en la mujer”, explicó sobre esa zona Felice.

Esta práctica quirúrgica muy realizada, está indicada para en zonas pequeñas con adiposidades localizadas. Por ejemplo, la papada o la cintura (Getty)
Esta práctica quirúrgica muy realizada, está indicada para en zonas pequeñas con adiposidades localizadas. Por ejemplo, la papada o la cintura (Getty)

Otras zonas requeridas para el MELA es la cara interna de los muslos, pantalón de montar, cara interna de rodillas, pero siempre deben ser zonas donde la grasa a extraer sea poca. A pesar de eso, los especialistas no recomiendan la combinación de áreas en el mismo procedimiento, pero por ejemplo si el paciente tiene en la papada y en la cara interna de las rodillas son áreas que se pueden combinar, pero si hay que realizar MELA en la cintura, que la cantidad de grasa a sacar es más, ya no se puede combinar con otra área.

Si uno va a trabajar muchas áreas, ese procedimiento ya no es un MELA, ese procedimiento es una lipoescultura corporal. Y eso ya es un procedimiento que se realiza con un anestesiólogo, con un monitoreo cardiológico, también se realiza en un quirófano pero el paciente está con sedación, ya está dormido. Y también es ambulatorio porque se va el mismo día de alta”, puntualizó Felice.

Sobre el tiempo de recuperación de esta práctica quirúrgica, es rápida. Al otro día la persona puede ir a trabajar si el área elegida fue pequeña. “Se puede realizar un MELA en la cintura o en 2 áreas y en 3 días ir a trabajar, todo depende de la magnitud del área lipoaspirada. La lipoescultura es de igual recuperación, el paciente puede realizarse el procedimiento quirúrgico un viernes y el lunes ya ir a su trabajo si es de pequeña magnitud. Sin embargo, para la práctica de deporte, se recomienda que pasen al menos entre 15-20 días como mínimo y también va a depender de la magnitud de la zona lipoaspirada”, agregó Fernando Felice sobre el postoperatorio del MELA.

La zona de pantalón de montar es una de las zonas más tratadas para todos los tratamientos estéticos (Getty)
La zona de pantalón de montar es una de las zonas más tratadas para todos los tratamientos estéticos (Getty)

Por último Jorge Pedro, dijo que muchos médicos consideran que al ser un tratamiento mínimamente invasivo y pequeño, lo minimizan, le sacan la idea al paciente que es algo grande, y procede a realizarlo sin llevar el título correspondiente. “Con el paso de los años se tientan y lo que era una miniliposucción con jeringas se transforma en una lipoaspiración importante del cuerpo”. Y apunta, que al momento de elegir la cirugía plástica a realizar en cualquier parte del cuerpo o rostro, los especialistas médicos sugieren un triángulo de aspectos a tener en cuenta. El primero es elegir al médico que va a realizar la intervención, el lugar dónde se va a hacer la práctica y la debida información sobre el procedimiento. Estos tres aspectos son fundamentales para tenerlos antes de someterse a una cirugía plástica.

En la misma línea, y dejando un mensaje para aquellos que quieran realizarse cualquier intervención quirúrgica, Raúl Banegas dijo: “Mi mensaje que puedo dar frente a este tipo de intervenciones creadas y perpetradas por este tipo de personas que son médicos pero no tienen autorización para realizar este tipo de tratamientos tampoco tienen respeto por los pacientes porque realizan tratamientos quirúrgicos en consultorios no habilitados, es que por favor a partir de ahora vayan pensando en censurar a aquellos cirujanos o no cirujanos que les ofrezcan tratamientos quirúrgicos en un consultorio”.

SEGUIR LEYENDO: