Similar al primer debate, los candidatos eligieron continuar con la armonía de sus atuendos para este nuevo debate.
Similar al primer debate, los candidatos eligieron continuar con la armonía de sus atuendos para este nuevo debate.

Segundo encuentro, segunda oportunidad en el último debate presidencial para afianzar los conceptos por parte de los seis candidatos argentinos que buscan llegar a la Casa Rosada. Dentro de sus estrategias, un detalle que no pasó por alto fue la elección de sus vestuarios.

El segundo debate presidencial contó con la participación de los seis candidatos argentinos: el presidente Mauricio Macri (Compromiso para el Cambio) que va por un segundo mandato, el canditato por el Frente de Todos, Alberto Fernández, Nicolás del Caño (FIT-Unidad), José Luis Espert (Despertar), Juan José Gómez Centurión (NOS) y Roberto Lavagna por Consenso Federal.

Macri y Alberto Fernández optaron por atuendos clásicos
Macri y Alberto Fernández optaron por atuendos clásicos

En este contexto, nada fue dejado al azar. Además de las estrategias utilizadas con respecto a lo que buscan transmitir también estuvo en juego el elemento del vestuario. Y es que así como los líderes recibieron asesoramiento en cuanto a sus estrategias de comunicación, también lo hicieron para mantener la congruencia de su imagen.

En este contexto, Laura Malpeli de Jordaan explicó a Infobae que la indumentaria es un elemento más de la imagen y que también impacta en la percepción que se genera en el electorado, junto a las propuestas, la comunicación, el comportamiento, entre otros factores. “Es entendible que mantengan una estética similar a la semana anterior, por eso la mayoría apeló al azul por su simbolismo. Y es que si modifican demasiado el atuendo puede percibirse como falta de coherencia a lo largo del tiempo”, comentó a este medio la especialista en moda e imagen.

El candidato Jose Luis Espert se atrevió al color con una corbata roja
El candidato Jose Luis Espert se atrevió al color con una corbata roja

“Los candidatos saben que las miradas también están en sus looks y que forman parte de lo que quieren demostrar. En rasgos generales, todos se mostraron clásicos y elegantes, de saco y corbata excepto el candidato más joven, Nicolás del Caño que optó por un look más desprolijo. El denominador común en todos fueron los trajes oscuros, azules, camisas claras. Para las corbatas predominaron los azules y celestes. El Presidente de la nación siempre impecable, apareció con un nuevo corte de pelo. Por su parte, Lavagna fue uno de los más clásicos y que hizo juego, con un pin con la bandera Argentina, un detalle sobrio y patriota. El más llamativo fue el candidato Jose Luis Espert quien se atrevió al color con una corbata roja”, explicó a Infobae la asesora de moda e imagen Susana Milano.

“Al igual que en el debate pasado, los colores elegidos por los candidatos en este debate presidencial son correctos, sobrios y discretos, salvo la corbata de Espert. En su mayoría, los colores elegidos son alusivos a la bandera argentina”, aseguró en diálogo con Infobae la asesora de imagen Gabriela Gurmendi.

El candidato Nicolas del Caño optó por un look más descontracturado sin corbata y con un color que escapa a lo protocolar
El candidato Nicolas del Caño optó por un look más descontracturado sin corbata y con un color que escapa a lo protocolar

“En general todos estuvieron parejos en el vestuario, menos el candidato del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño. A lo mejor por su edad, decidió optar por algo más descontracturado e incluso algo que desenfoque del resto. Lo mismo sucedió en el debate pasado, donde optó por no usar corbata ni pantalones de vestir sino que en su lugar se puso unos jeans y una camisa”, comentó por su parte Patricia Profumo.

La diseñadora y creativa Maureene Dinar dijo que cada candidato se mantuvo fiel a su estilo: “Todos estuvieron en armonía con su estilo. Macri, Fernández, Lavagna, Espert, Centurión fueron candidatos que optaron por trajes azul con diferentes looks de recortes de traje y de camisa así como los detalles de tono en las corbatas. Como siempre, Nicolás del Caño eligió un blazer abierto desaliñado sin corbata. A diferencia de sus contrincantes, no estuvo impecable”.

SEGUÍ LEYENDO