El siete no es su número de la suerte, pero sí el que le gustó siempre por su mística: las siete notas musicales, los siete colores del arcoíris
El siete no es su número de la suerte, pero sí el que le gustó siempre por su mística: las siete notas musicales, los siete colores del arcoíris

Antes de ser "Seven Kayne", Joaquín Cordovero era un joven fanático de la música que tocaba la guitarra porque su hermano lo necesitaba de acompañante. Juntos armaron un proyecto musical para presentarse en algunos bares: él en la guitarra y los coros, y su hermano llevando la voz. Hasta que un día Diego se fue de viaje y sus caminos se bifurcaron. Hasta ese entonces lo que más le gustaba a Joaquín era el rock alternativo, pero fue en ese preciso momento cuando conoció el freestyle.

"Seven" –así fue como se anotó por primera vez en un concurso de freestyle- es de Acassuso, provincia de Buenos Aires. Sus inquietudes musicales lo llevaron a fusionar estilos y desarrollarse en un género aportando un sonido y estilo distinto, plasmando sus influencias musicales. Hoy con 19 años, se encuentra dentro de un selecto grupo de artistas Argentinos que están dominando los charts y recorriendo el país convocando a miles de personas por semana.

Ha colaborado con artistas como Khea, Bhavi, Ecko, Eladio Carrion, participado en numerosos festivales por todo el país, y ha compartido escenario con los mayores exponentes de la música urbana latina. El próximo 29 de marzo estará por primera vez tocando en Lollapalooza, en el Perry's stage a las 17.00 hs.

— ¿Cómo empezaste tu carrera como cantante?

— El último año que asistí al colegio, uno antes de terminar, porque el último lo hice a distancia. Mi compañero de banco fue quien me mostró lo que eran las batallas y todo el movimiento under, porque yo lo poco que había escuchado era lo más conocido, la Red Bull Batalla de los Gallos, donde se presentan grandes masas de personas. Lo under todavía no había explotado. Descubrí un mundo muy loco en el que quise entrar.

— ¿Que te atraía de ese mundo?

— En realidad lo que quería hacer yo era empezar a conocerme a mí. Hablar para ver qué tenía para decir. Y eso me sigue pasando, cuando me saturo muchas veces pongo una pista y me pongo a tirar freestyle para…

— ¿Para descargar?

— Para explicarme lo que estoy sintiendo porque no estoy pudiendo decírmelo a mí mismo. Entender qué es lo que me está pasando, estoy acá, y lo puedo tirar en freestyle y me lo empiezo a explicar ¿viste? Hablando. Porque la magia de improvisar para mí es el improvisar y no ir pensando algo para decir ni cómo redactarlo ni nada.

Con un gran nivel artístico y gran desarrollo progresivo, Seven Kayne demostró ser un nombre que apunta a muy lejos en el futuro (@sevenkayne)
Con un gran nivel artístico y gran desarrollo progresivo, Seven Kayne demostró ser un nombre que apunta a muy lejos en el futuro (@sevenkayne)

— ¿Y en tu casa qué te dijeron?

— En mi casa fue un poco difícil de entender. Me apoyaron desde el día uno porque estaba haciendo música pero primero no sonaba el trap por ningún lado. Cuando mostré mis primeros temas en mi casa era algo nuevo, raro, que no existía. Apenas escribí mi primer tema, "Si te lastimé", mi primer single, fui a la cocina, les puse play a mamá y a mi hermano y los dos me miraron raro. Seguro pensaron: "Este tipo está medio loco". Por suerte me dijeron que si me gustaba que le metiera.

— ¿Cuánto te cambió tener seguidores, que la gente te reconozca, que de repente tu vida pase a ser otra?

— No creo que me haya cambiado eso como persona, ni en mis valores, ni en mi forma de actuar, sino que me veo más afectado en el día a día por eso, porque no me acostumbré. O sea no es algo a lo que me acostumbre, no es algo a lo que me quiera acostumbrar tampoco. Porque está bueno sorprenderme cuando me saludan o el hecho de que no paren de entrar los mensajes para hacerlo, eso está bueno. Y hay que aprender a llevarlo, a manejarlo, a servirles a ellos también porque son los que te siguen.

— ¿Es un poco cansador  tanto estímulo?

— Por completo. Es muy cansador porque encima hay momentos en los que quizás tengo un día muy pesado, largo, ya no doy más y no quiero hablar ni con mi hermano, que es la persona más cercana que tengo, y viene alguien a pedirme una foto o algo. Yo sé que en el fondo siempre que viene alguien yo le quiero dejar lo mejor para que se vaya diciendo "este tipo es un capo", me dejó lo mejor ¿viste?

—¿Cuándo fue el momento que te empezaron a mirar distinto?

— No, nunca existió.

— ¿No existió?

— No, que de un día para el otro o de un momento para el otro diga bueno, ahora soy conocido no, en absoluto. Mi crecimiento de seguidores es un poquito todos los días, y así es como fue, yo no he tenido ni un poco de fama o reconocimiento de la noche para la mañana, trabajamos desde el día uno sin cesar.

— ¿Y eso viene hace cuántos años?

— Como Seven Kayne me lancé recién en octubre del 2017 más o menos, quizás un poco más tarde, en noviembre. Es un año y algo nada más. Y sí, es muy poco. Y estoy metiéndole un montón, como tiene que ser.

Destacándose por su imponente show en vivo y girando por todo el país Seven se encuentra trabajando en sus próximas canciones (@sevenkayne)
Destacándose por su imponente show en vivo y girando por todo el país Seven se encuentra trabajando en sus próximas canciones (@sevenkayne)

— ¿Qué hay detrás de todo ese esfuerzo?

— Detrás de ese esfuerzo está la persecución del sueño y no del sueño como algo en concreto ¿entendés? No es que hay un pizarrón, una lista de diez pasos, que vas cumpliendo hasta que llegás al diez y cumpliste tu sueño, no es así. Tenés que estar todo el día yendo de un lado al otro buscando todas las oportunidades posibles que te pueden llevar a alcanzar ese sueño. Y mi sueño, que es estar cada vez en un escenario más grande, insisto que no tiene una lista de pasos a seguir, no hay algo en concreto a lo que apuntar.

Hay días en los que estoy en mi casa sin nada que hacer y estoy a mil pensando en lo que podría no estar viendo. Pienso en lo próximo, o en lo que tengo que embocar,  un próxima tema, de qué tengo que hablar, qué ritmo tiene que tener, o con quién debería hacerlo. Si hacer o no un video y si es así cómo hacerlo. Todo eso es un trabajo mental.

“Si te lastime” uno de sus mayores hits ya superó las 27 millones de reproducciones (@sevenkayne)
“Si te lastime” uno de sus mayores hits ya superó las 27 millones de reproducciones (@sevenkayne)

— ¿Y hay momentos en los que tenés como enemigos internos que te dicen no vas a poder, ya está, te ganó este otro artista?

— Es que siempre está la mirada del "hater". Siempre en cualquier aspecto de la vida va a haber una parte mala para ver. O sea, un punto de vista negativo. Entonces a medida que empieza a crecer el público, a crecer los números que, hoy tenemos normalizados, también crecen los comentarios. Hoy tengo casi 800 mil seguidores y esos son números que nunca se me habían ocurrido, son muchísimas personas.

— ¿Cada vez que subís una cuanto lo pensás?

— Desde el día uno que empecé a crear me di cuenta que lo más valioso para mí era mantenerme real a mí esencia y a mí vibra y a mí forma de pensar para que el día de mañana, aunque mañana sea en diez años, yo esté cantando ese mismo tema o algo sin tener que actuar, sin tener que inventar.

Después del éxito de Tres Rosas, con más de 13 millones de reproducciones y casi 8 millones de streams en Spotify, Seven Kayne lanza “Buenos Aires” su nuevo material con la colaboración de Khea y Bhavi, producido por Omar Varela (@sevenkayne)
Después del éxito de Tres Rosas, con más de 13 millones de reproducciones y casi 8 millones de streams en Spotify, Seven Kayne lanza “Buenos Aires” su nuevo material con la colaboración de Khea y Bhavi, producido por Omar Varela (@sevenkayne)

— ¿No te da miedo que te critiquen?

— No, yo creo que soy alguien que no me limito porque no me pongo límites, pero sé hasta dónde quiero llegar en cada aspecto también. Entonces sé que no me voy a pasar, que no me la voy a mandar. También me dejo libre como vos decís, ¿te fijas qué subir? Yo me fijo cuál es la más linda, cuál es la que más me gusta.

—  ¿Te ha pasado que viste un comentario de "tu música es tal cosa, no me gustó", y te angustió todo el día?

— No me gusta responder esto porque no es algo que me represente, el darle lugar a los haters. Pero me ha pasado. La verdad es que creo que nos pasa a casi todos. Me ha pasado hasta hace poco donde leí uno y dije no, me encajé un poco pero dije no, mira si no abría la red social, no entraba a este mensaje. Estaría más tranquilo mentalmente, no tendría eso en la cabeza. Y no cambia nada, no es que me está diciendo algo que me puede ayudar. Te pueden criticar de una buena manera y ayudarte.

View this post on Instagram

Sientes que quieres que el mundo cambie

A post shared by SK7 🐺 (@sevenkayne) on

— ¿Qué te imaginás dentro de diez años?

— Me manejo muy a corto plazo. Mi vida cambió tanto el último año y desde que arrancó todo este viaje manejé a corto plazo. Pero cambió tanto, si hubiera querido planear a seis meses no hubiera podido. Ya te digo de acá a diez años te puedo decir qué me gustaría.

— ¿Qué te gustaría?

— Me encantaría de acá a diez años seguir en la industria de la música, en lo posible haciendo mi música y si no invirtiendo, moviendo gente, con otros artistas. Es lo que me gusta, el arte y la música así que no creo que me corra. Y en lo posible en escenarios enormes, siendo reconocido por un talento y por un buen mensaje. Y nada, me encantaría eso y poder estar acompañado en todo ese camino de mis amigos, verlos a ellos también triunfar, a mis amigos y a mi familia.

El año pasado Seven junto a Red Bull Music lanzó sus canciones versionadas en formato acústico, mostrando su versatilidad a la hora de interpretar sus canciones
El año pasado Seven junto a Red Bull Music lanzó sus canciones versionadas en formato acústico, mostrando su versatilidad a la hora de interpretar sus canciones

—¿Cambiaron tus amigos, cambió tu casa, qué cambió?

— Mis amigos no cambiaron, mis amigos son los de siempre. Cuando comencé el año pasado me pude mudar a una casa, porque yo vivía en un departamento con mi familia pero los primeros temas que compuse los compuse en voz baja, o sea de noche. Un tema mío dice: "En su mirada en mis ojos, juntos armo el futuro" (canta en voz baja) y ese lo compuse así, en ese tono. En realidad cuando dije "dale, lo voy a cantar frente al micrófono", me paré en el estudio y lo tenía que grabar era un tema muy agudo que nunca había probado y quedó así. Y hoy en día tuve que ir a clases de canto para aprender a cantarlo bien y tener el cuerpo con el que lo compuse ¿entendés? Pero bueno, nada, era una re barrera para mí el departamento, no poder hacer ruido por los vecinos.

— ¿Vivías con tu familia ahí?

— Claro, yo vivía con mi hermano, mi mamá y nuestra perrita. Y nada, por suerte nos pudimos mudar, nos mudamos todos juntos igual. Estamos en una casa donde pudimos armar en un espacio, una especie de quincho, no sé qué sería, un tallercito atrás de la pileta. Armamos un mini estudio donde estuve grabando mis maquetas y craneando y creando ahí.

Y volviendo a los amigos, no los cambié, son los mismos de siempre. Tuve menos tiempo para mis amigos del colegio porque mi grupo en realidad se terminó dividiendo entre los del colegio y los que me regaló la vida. Fueron tres tal vez: los del colegio, los que me regaló la vida pero no por el colegio, y después todos los que conocí en este camino de la música y el rap.

SEGUÍ LEYENDO: