La decoración y la ambientación de eventos es un pilar clave para el éxito de una celebración. Con el correr de los años ha ido evolucionando y en la actualidad con tan solo algunos accesorios, arreglos e ítems básicos, puede cambiarse por completo la manera en la que luce un hogar y volverse un fiel reflejo de las emociones y experiencias que se quieren generar en estas ocasiones especiales.

Con su capacitación profesional desarrollada en Chile y Argentina, la diseñadora floral Patricia Castro; la especialista en ceremonial y protocolo Fernanda Badia; Natalia González y Renée Tosi, fundadoras de Belle Tablé y Daniela Colomietz de Pick a Plate revelan los secretos para lograr una mesa y una ambientación fantástica para la celebración de fin de año.

"Reunirse alrededor de una mesa es uno de los momentos más importantes del día; es el espacio donde nos damos el privilegio de compartir, de reír, de mirarnos o simplemente conectarnos con uno mismo y con nuestros seres amados. Los manteles, caminos e individuales acompañados siempre de servilletas vestidas con servilleteros engalanan tu mesa dándole el estilo merecido", aseguran González y Tosi.

Cómo hacer para transmitir sensaciones y emociones acordes a la ocasión

"Una de las primeras cosas a tener en cuenta es lograr calidez en el ambiente. En fechas tan especiales como estas es fundamental generar un clima de armonía y comodidad; nuestros invitados deben percibir lo que queremos transmitirles a través de nuestra ambientación", introducen las especialistas.

En sintonía, Patricia Castro explicó: "Debemos generar ambientes armoniosos y para ello es fundamental incorporar flores en la mesa como herramienta para conectar con las emociones. Las flores transmiten y expresan ternura, tristeza, alegría y unen a los invitados bajo un mismo sentir".

Algunos aspectos a tener en cuenta: 

Dentro del plan para decorar la casa, Badia aseguró que lo primero a tener en cuenta es el espacio y el mobiliario con el que se cuenta. "A menudo, es necesario pedir prestadas algunas sillas y mesas de más, contar copas, cubiertos y fuentes para servir. Luego, definir un color y en base a eso armar la mesa; mantel, servilletas, vajilla, cubiertos y por último la decoración", explicó.

Es importante visualizar especialmente aquellos sectores de la casa que serán más transitados por los invitados para luego poder destacar los detalles de la decoración. Las luces y flores son excelentes herramientas para dar vida a los espacios. Un abundante arreglo floral estilo rosca en la puerta de entrada es una excelente manera de dar comienzo a un viaje de emociones desde el principio.

"El arreglo floral de ingreso no puede faltar y puede adaptarse a cualquiera de los estilos, ya sea vanguardista, rústico, moderno o romántico, y es una manera de dar una gran bienvenida", coincidió Castro. Y agregó: "Elegir las flores como protagonistas para transmitir sensaciones es poner un significado a las fiestas. Cada flor y cada color tiene una connotación. El verde transmite crecimiento y esperanza; el rojo amor y/o amistad; el blanco, pureza y frescura".

“También es fundamental tener en cuenta la temporalidad y las flores disponibles de acuerdo al mes del año. En diciembre, las rosas, margaritas, fresias, gerberas, lirios, orquídeas, entre otras, son las especies de estación”.

Por su parte, para la especialista en ceremonial y protocolo es importante considerar que nada entorpezca ni moleste a los comensales. Que nada caiga en los platos o ensucie la mesa. "No se deben colocar flores con aromas que interfieran en los aromas propios de la comida. Los jazmines, por ejemplo, son muy lindos pero no deben utilizarse como centro de mesa. Además, hay que tener cuidado con los arreglos muy altos que no permiten la comunicación e impiden la visual entre los comensales", advirtió Badia. 

Arriba, a los costados y de afuera hacia adentro: la correcta organización de cubiertos, platos y copas

El ceremonial busca simplificar la vida y no complicarla, aunque algunos piensen que sí. ¿Con qué mano se toman las copas? ¿Cuáles cubiertos utilizamos primero?

Según aseguró la experta las copas se toman con la mano derecha, entonces las mismas estarán en ese cuadrante de la mesa y en el siguiente orden: primero, la que contenga lo que más deberíamos tomar: el agua; luego la de vino tinto que se coloca justo arriba del filo del cuchillo principal; y por último, la de vino blanco, la más pequeña porque el vino blanco se sirve frío entonces no se carga mucho la copa y es preferible hacerlo varias veces.

El plato de pan deberá ubicarse a la izquierda de comensal y el mismo deberá trozar con la mano la porción que llevará a la boca. Los cubiertos se colocan a cada lado del plato y aportan un indicio del menú. Si se van a servir dos platos deberá haber dos juegos de cubiertos y en el orden en el que se utilizarán de afuera hacia adentro.

"Los cubiertos de postre -indicó la experta- siempre van arriba del plato y con los mangos hacia la mano con la que lo vamos a agarrar. Por ejemplo, la cuchara de postre tiene su mango hacia la derecha porque es con esa mano con la cual la vamos a agarrar. Si el postre tiene frutas o presenta alguna dificultad entonces se coloca un tenedor de postre cuyo mango estará colocado hacia la izquierda".

En terrazas, departamentos, jardines o casas: lo importante es el encuentro

Si la reunión será en un lugar abierto al aire libre o en el interior de una casa, condicionará la elección de la decoración. Armar una mesa afuera genera un ambiente más descontructurado, pero también genera condiciones para el armado y su ornamentación.

"Sea donde sea, la mesa debe ser siempre la excusa para el encuentro. Lo importante es que quienes se sienten alrededor de ella se sientan agasajados, esperados y mimados. Para eso, los carteles de ubicación pasan a ser clave, según mi criterio, en este tipo de eventos. Las velas y las luces también son uno de los elementos indispensables al ser una comida por la noche. No utilizamos ni velas ni fanales en celebraciones que se llevan a cabo a la luz del día", consideró Badia. 

Depende de las preferencias del anfitrión se podrá elegir entre sistemas de "bandejeo", mesas o buffet. Los manteles lisos y claros son más formales y las blondas o platos de sitio descartables son tendencia y decoran la mesa para los que buscan cuidar su bolsillo.

Para Natalia González y Renée Tosi, fundadoras de Belle Tablé, la elección de la mantelería no es un detalle menor. "El mantel que elijamos para la ocasión debe ser un mantel especial: uno heredado que trae un torbellino de emociones o aquel que tanto adorabas. Recordá que tu mesa es generadora de sentimientos y recuerdos y en días de fiestas más todavía. La vajilla que acompañe tu mesa puede ser clásica, elegante o bien formal. Podemos adaptar los estilos y hacer una mesa divertida. ¡Todo depende de vos!", aseguraron las expertas.

Las vajillas con detalles dorados o en color plata le aportan un estilo más elegante a la mesa. Las más coloridas, en cambio, le dan un toque relajado, divertido y original. "Un detalle importante y que no debe faltar es un mensaje hacia los comensales, puede ser una frase, una dedicatoria o una oración. Consideramos que es el momento ideal para conectarnos y transmitir desde una linda mesa todo el amor y la unión que sentimos", explicó Daniela de Pick a Plate.

"Las flores tienen el poder de embellecer y transmitir mensajes. En celebraciones tan importantes como las de fin de año juegan un rol protagónico para acentuar en cada sector especial del hogar la comunicación que se desprende de la decoración y la ambientación elegida. El propósito es que todos los invitados se sientan bienvenidos, especiales y se indentifiquen con los mensajes transmitidos", concluyó la diseñadora floral.

 

SEGUÍ LEYENDO: